Los cambios "del uso del suelo" y climático, causas de "una nueva generación" de incendios, según un experto

370619.1.644.368.20171017184202
Vídeo de la noticia
Publicado 17/10/2017 18:42:02CET

   CÁCERES, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El ingeniero de Montes, especialista en incendios forestales y coordinador técnico del Sepei de la Diputación de Cáceres, Alejandro García, ha asegurado que en la actualidad hay "una nueva generación" de incendios que "no han existido antes" y que son "simultáneos, muy grandes, muy rápidos" y "virulentos" causados por "el cambio del uso del suelo" y "el evidentísimo cambio climático".

   "La falta de discontinuidad generada por los usos sociales de las últimas décadas, eso es lo que ha hecho que los incendios estén cambiando, no tenemos los incendios forestales que existían hasta hace 30 años, tenemos una nueva generación de incendios, estamos en la época de los megaincendios", ha explicado.

   Así, en declaraciones a Europa Press Televisión, García ha puesto como ejemplo los fuegos del pasado verano en Portugal y Doñana o los de este fin de semana en Galicia y Asturias, que son, ha incidido, "una nueva generación", porque "no han existido antes".

   Algo que, según ha detallado, "no se puede buscar la causa en una cosa concreta sino en la generalidad del cambio del uso del suelo por un lado, potenciado por el evidentísimo cambio climático que estamos sufriendo", es decir, con "periodos de sequía cada vez más intensos y largos", la "prolongación de épocas de calor más allá de los periodos habituales" y "unos operativos que han venido reaccionando al crecimiento de estos incendios de forma un poco lenta".

DESPOBLAMIENTO RURAL Y CONDICIONES METEOROLÓGICAS

   De este modo, García ha subrayado que los incendios que se están produciendo son "consecuencia" de "dos grandes causas principales" como son el despoblamiento rural y las condiciones meteorológicas.

   En cuanto a la primera, ha señalado que el despoblamiento está haciendo que "el monte recupere los terrenos que fueron suyos" por lo que "se está acumulando muchísima vegetación" y "rompiendo la discontinuidad que los usos humanos le daban antes".

   Asimismo, ha remarcado que "las condiciones meteorológicas nuevas" son "muy adversas o propicias a la propagación de incendios forestales", y ha matizado que en los últimos fuegos "el viento ha sido la causa motivadora principal de la enorme expansión y simultaneidad" de los mismos.

"TODOS LOS INCENDIOS SE PROPAGAN DE FORMA NATURAL"

   Por otra parte, ha destacado que "con frecuencia la tendencia" de medios de comunicación, políticos y ciudadanos en general es a mostrarse "indignados por el causante" del incendio "pero tranquilos al decir" que el fuego "ha sido provocado".

   "Se hablaba de terrorismo en Galicia y realmente discrepo del tema porque todos los incendios se propagan de forma natural si pueden hacerlo, si tienen combustible disponible, vegetal disponible a arder", ha espetado.

   Así, García ha resaltado que la causa de que se inicie un incendio "puede ser intencionada, fortuita o accidental" pero "eso es el inicio del incendio", puesto que "el problema no es que se inicie", sino que "tenga capacidad de propagar".

   A este respecto, el especialista en incendios forestales ha sostenido que "cualquier causa de ignición que se haya producido este fin de semana no hubiese tenido trascendencia hace 50 años" porque el fuego "no tenía capacidad de propagación". Así, ha dicho que desconoce "la casuística" de los incendios de Galicia y Asturias pero "lo preocupante" es que "tienen capacidad de crecer".

LEGISLACIÓN "PROTECTORA"

   De igual modo, García ha apuntado que "hay demasiados mitos" en cuanto a los incendios forestales y ha aseverado que la legislación "es suficientemente protectora como para no permitir la recalificación de terrenos".

   Ha explicado que la última Ley de Montes "permite algunas pequeñas excepciones", pero que éstas son "de tan difícil aplicación y para casuísticas tan concretas" que "no tiene sentido pensar que el objetivo de alguien que inicia un incendio pueda ser esa recalificación", ha manifestado.

   Así, ha incidido en que es "demasiado fácil iniciar un incendio" porque el fuego "está en nuestra vida" y las posibilidades de inicio de un incendio forestal "son extremadamente fáciles" y pueden ir "desde unos niños jugando, una colilla, una radial, un pájaro que se electrocuta y cae y, por supuesto, la persona que tiene la intención de hacerlo". "Un delito demasiado fácil de cometer y, además, un accidente también demasiado fácil que se produzca", ha señalado.

POLÍTICAS DE PREVENCIÓN Y LUCHA CONTRA INCENDIOS "OBSOLETAS"

   En cuanto a los modos de combatir un fuego, García ha subrayado que hay que hablar de "previsión, prevención, intervención que sería la extinción pura y dura y reconstrucción", toda vez que ha puesto de manifiesto que "las políticas que se han venido siguiendo en el medio natural para la prevención y lucha contra incendios han quedado obsoletas".

   Ha explicado que dichas políticas están transferidas a las comunidades autónomas y "ninguna" de ellas "puede permitirse un presupuesto con un operativo que sea capaz, en momentos tan puntuales y ocasionales, atender siniestros como los que se están dando actualmente".

   Por ello, ha abogado por desarrollar "una prevención activa" que "maneje los combustibles" y que "sustituya" a la población rural, es decir, "al manejo que de forma natural se hacía por la población de la vegetación para crear esas discontinuidades". Se trataría, según ha relatado, de hacer "una prevención inteligente basada en el comportamiento del fuego".

   Sobre la extinción, García se ha mostrado "partidario de un gran pacto de Estado" con el que se "permita un gran convenio entre todas las comunidades autónomas", mediante el que se elaboren "unos protocolos claros de apoyo" a las regiones "en los momentos en que se den ese tipo de situaciones".

   Finalmente, en relación a la restauración, ha dicho que ésta debe "tener en cuenta la implementación del desarrollo local". "No hay posibilidad de hacer una prevención eficiente, una lucha integrada contra los incendios forestales, sin entender el sistema de economía verde y circular", ha destacado, al tiempo que ha añadido que "sólo de esa manera" se será "capaces de atar los cabos" que permitan "en un futuro frenar la actual evolución" de los fuegos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies