Cáritas de Coria-Cáceres atendió en 2016 a 1.175 personas, un 5 por ciento menos que el año anterior

Balance de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres
EUROPA PRESS
Publicado 14/06/2017 13:25:51CET

Crece un 22 por ciento el número de inmigrantes que acuden a la entidad

CÁCERES, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres atendió el año pasado, a través de su programa de acogida y asistencia a familias con dificultades económicas, a un total de 1.175 personas, lo que supone un 5 por ciento menos que en 2015 cuando se ayudó a 1.230 personas. Por lo tanto, se aprecia una "leve mejoría" en las situaciones de emergencia provocadas por la crisis, y el perfil de los que necesitan ayuda vuelve a ser de personas en máximo riesgo de exclusión social.

No obstante, y aunque se reduce el número de personas que acuden a la entidad sí ha aumentado en un 15 por ciento el número de respuestas, ya que han sido necesarias tres atenciones por personas para cubrir sus necesidades, como gestión de recursos, prestaciones, asesoramiento o derivación a los programas especializados de la entidad, que contó con un presupuesto anual de 1,41 millones de euros para su gestión.

De esta cantidad, 696.536 euros procedieron de fuentes de financiación pública y 719.071 euros de aportaciones y donaciones privadas a las 93 Cáritas parroquiales que existen repartidas por la Diócesis de Coria-Cáceres, las cuales cuentan con 921 voluntarios y 33 profesionales contratados como equipo humano para realizar esta labor social con los más necesitados.

Así se desprende de la memoria de actividades de esta organización que ha sido presentada este miércoles por el director de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres, José Manuel López, que ha estado acompañado por el delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres, Ángel Martín Chapinal, y la secretaria general de esta entidad, Inmaculada Godoy.

Godoy ha explicado que, durante el año 2016 ha aumentado en un 22 por ciento el número de inmigrantes que necesitan los servicios de Cáritas, lo cual puede deberse a que ha habido una disminución en la atención a este colectivo por parte de otras asociaciones y a que continúan viniendo inmigrantes nuevos, además de que el servicio de Cáritas "es un referente en la ciudad de Cáceres", apuntó.

Entre todos los servicios que ofrece la entidad destaca el centro de acogida 'Centro vida', situado junto a la estación de Renfe en la capital cacereña y por donde pasaron el año pasado uno total de 321 personas, frente a las 374 de 2015. En 2016 registró una alta ocupación diaria cercana al 96 por ciento y también aumentó el número de días de media de permanencia de una persona en el centro, que asciende a 18 días.

En cuanto al perfil de la persona que acude a la institución, según los datos recogidos en la memoria, sigue siendo el de una mujer española de entre 25 y 65 años, aunque también ha aumentado en un 3 por ciento el número de hombres atendidos.

En el programa de atención a personas mayores se ayudó a un total de 115 personas, de las que 44 reciben el servicio de ayuda a domicilio. Para las familias, se han desarrollado talleres, servicios de orientación y asesoramiento, así como otras actividades para modificar su situación de riesgo.

En materia de empleo, Cáritas de Coria-Cáceres sigue prestando sus servicios en los centros de Cáceres y Montehermoso por donde han pasado unas 972 personas, un 16 por ciento menos que en 2015. Desde el comienzo de la crisis, el número de atendidos en el programa de empleo fue en aumento progresivo hasta el 2014 en el que se invierte la dinámica. "Se aprecia que se está creando empleo, aunque en muchos casos precario, y aumenta el número de mujeres y jóvenes que son atendidos", ha explicado Godoy.

Con la personas que cumplen condena en la cárcel cacereña y que se encuentran en tercer grado, también se desarrolla un programa de trabajos en beneficio de la comunidad en el que han participado un total de 15 presos. Mientras, por los grupos de mejora de autoestima y desarrollo personal de mujeres han pasado 97 féminas en diferentes talleres.

Según Godoy, se aprecia una "leve mejoría" en la situación de las familias y las personas que acuden a Cáritas vuelven a tener una perfil de riesgo de exclusión social, frente a las "familias normalizadas" que se vieron obligadas a recibir asistencia social en los años más duros de la crisis al perder el empleo y, en muchos casos, la vivienda.

OTROS SERVICIOS

Entre las misiones de Cáritas también se encuentra la de atender la pobreza en los países menos desarrollados, de manera que se han mantenido activas campañas de emergencia en Haití, Ecuador y Siria, según ha explicado Godoy.

También se desarrolla un campamento juvenil en la localidad de Villamiel, en la comarca de Sierra de Gata, por donde pasaron el verano pasado un total de 470 chavales y el resto del año fue ocupado por 175 personas durante los fines de semana, principalmente. Por el taller infantil 'Zagal' pasaron unos 31 niños y sus familias que recibieron apoyo escolar y actividades de tiempo libre.

En total, durante el año 2016 se gestionaron 1.415.607, de los que 696.536 proceden de financiación pública, de modo que 57.000 euros los aportó la administración local, 173.566 el Gobierno regional, 293.128 euros la administración central, y 172.841 euros llegaron de la Unión Europea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies