Cáritas de Coria-Cáceres dice que "crece la pobreza", "menguan los derechos" pero "la esperanza está latente"

Cáritas De Coria-Cáceres Presenta La Memoria De 2013
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 13:59:14 CET

La organización destinó el año pasado 1,7 millones de euros en ayudas, un 22 por ciento más que en 2012

CÁCERES, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de Cáritas de la Diócesis Coria-Cáceres, José Manuel López Perera, ha asegurado en la presentación de la memoria de 2013 de la organización, que "crece la exclusión y la pobreza", "menguan los derechos" pero "la esperanza está latente" para salir de esta situación de crisis económica, en la que "las familias empiezan a estar desbordadas".

Según los datos que maneja la organización y las demandas más usuales de las personas que acuden en su ayuda, parece que "la crisis ya no es solo económica, sino de autoestima personal" porque, en muchas familias la situación se ha prolongado mucho en el tiempo y empieza a hacer su mella en las relaciones entre los miembros y en las cuestiones personales.

López ha indicado que los núcleos familiares "han hecho un esfuerzo enorme" en estos años de crisis económica y "ahora le toca el turno a los poderes públicos para devolver ese esfuerzo en forma de derechos sociales y bajadas de impuestos". "Parece que empieza a verse un resquicio y debemos ayudarnos unos a otros para crecer como personas", ha subrayado el responsable de la organización que el año pasado destinó 1.751.267 euros en sus diferentes programas de ayudas, un 22 por ciento más que en 2012.

Sin embargo, la cifra de personas a las que se atendió no se ha incrementado en la misma proporción ya que, por los 85 puntos de acogida de las Cáritas Parroquiales pasaron 2.022 personas "con rostro", una cifra similar a la del año pasado, según ha explicado la secretaria general de la organización, Inmaculada Godoy, que ha precisado que sumando los miembros de la familia que se beneficiaron directamente de las ayudas se ha llegado a unas 4.407 personas.

En 2013, se crearon en la diócesis seis nuevas Cáritas, lo que ha hecho que la ayuda llegara de forma directa a más de 70 municipios, de los 108 que componen la Diócesis de Coria-Cáceres que son atendidas por 872 voluntarios que prestan su ayuda a las personas más necesitadas apoyados en el trabajo de 36 profesionales contratados en diferentes áreas asistenciales.

En este sentido, Godoy ha desgranado los diferentes programas que se desarrollan como el de acogida y asistencia directa a las familias que no solo solicitan alimentos y productos de primera necesidad, sino el pago de servicios como alquileres, agua, luz, hipoteca, cuotas de comunidades de vecinos e incluso impuestos.

AYUDA A CRISIS PERSONALES

Además se ha detectado que las familias en riesgo de exclusión social solicitan también cada vez más ayuda para superar crisis personales, asesoramiento y orientación para salir de su situación, por lo que se han desarrollado talleres, escuelas de familia y charlas para dotar a los miembros de la unidad familiar de habilidades para prevenir y modificar esas situaciones internas. En total han participado en estos programas unas 187 personas.

En el trabajo con los mayores, se ha seguido con la ayuda a domicilio atendiendo a unas 32 personas y se han realizado adaptaciones de viviendas en once municipios con "pequeñas obras", como cambios de bañera por plato de ducha. Con los inmigrantes se ha detectado una menor demanda debido a que muchos están retornando a sus países de origen, de manera que se ha atendido a unos 395 a los que se han ofrecido diferentes servicios como asesoramiento, acompañamiento o talleres de integración con niños, en los que han participado 36 menores de 26 familias extranjeras.

SIN HOGAR, PARADOS Y PERSONAS QUE CUMPLEN CONDENA

Desde el programa de Personas sin Hogar, también se ha detectado que no aumenta el número de personas que ha pasado por el Centro Vida, que Cáritas tiene junto a la estación de trenes en Cáceres, pero sí el número de días de estancia, ya que ahora son unos once días lo que permanecen allí, cuando antes estaba en torno a los nueve.

Godoy ha explicado que el año pasado fueron acogidas 426 personas en este centro al que acuden, principalmente, desempleados de larga duración, personas con problemas de salud o alguna adicción, y a los que se les cubren sus necesidades básicas y se realizan actividades de búsqueda de empleo, vivienda o apoyo psicológico para superar sus situación.

En cuanto al programa de empleo que se presta en los centros de Cáceres, Montehermoso y Moraleja, el número de participantes ha sido de 1.374, muy similar a 2012. Se han organizado seis cursos, de los que se han beneficiado 72 personas y se ha facilitado que 60 personas accediesen a un empleo durante el año pasado.

Igualmente se ha trabajado con el colectivo de personas que cumplen condena y se ha renovado el convenio con el Centro de Inserción Social Dulce Chacón del centro penitenciario de Cáceres para el desarrollo de actividades con personas en tercer grado.

Con las mujeres se han seguido desarrollando programas en los ocho grupos que existen en la diócesis con talleres dedicados a mejorar su autoestima y la autonomía. En los diferentes talleres han participado un total de 81 mujeres.

LOS NÚMEROS

Respecto a las cifras que ha manejado Cáritas de Coria-Cáceres, cabe resaltar que el año pasado se han gastado 1.751.267 euros, una cifra superior a 2012 que fue de 1.368.148 euros. La mayor parte de ella proviene de recursos propios como colectas, donativos o socios que han aportado 849.453 (el 48 por ciento).

De la Administración central han llegado 344.926 euros; de la regional unos 161.000 euros; de fondos europeos una cifra similar de 164.000 euros, mientras que las administraciones locales han aportado un total de 62.937 euros, y otros organismos privados unos 168.000.

La mayor parte de este dinero se ha empleado en los programas de empleo a los que se ha destinado el 29 por ciento, unos 478.800 euros; seguido de la acogida y asistencia donde se han invertido 355.571 euros, y a atender a las personas sin hogar, que ha contado con 256.000 euros.

No obstante, el delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres, Ángel Martín Chapinal, que también ha estado presente en la rueda de prensa donde se ha presentado la memoria, ha hecho hincapié en que el trabajo "no se puede reducir a los números" sino que hay que pensar que detrás de todo "hay personas sufriendo" y ha añadido que la sociedad debe sensibilizarse de lo que está sucediendo y empeñarse en descubrir las causas que generan esta pobreza y este sufrimiento en mucha familias.