Carrón asegura que el Grupo Popular va a "facilitar al máximo" la colaboración" para "sacar adelante" los PGEx

Hernández Carrón Junto A La Asamblea
EUROPA PRESS
Actualizado 05/12/2011 16:19:35 CET

MÉRIDA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Popular en la Asamblea, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha asegurado que va a "facilitar lo máximo posible la colaboración" entre el gobierno regional y los grupos de la oposición para intentar "llegar a un acuerdo" y "sacar adelante" los PGEx 2012.

Carrón ha subrayado que su grupo defiende los presupuestos de forma "clara, decidida y contundente", puesto que "defienden y blindan" las políticas sociales en materia de sanidad y educación en un momento de "especial dificultad"

Además, ha destacado que no "bajan el sueldo a los funcionarios como estamos viendo en otras comunidades autónomas y que además no suben los impuestos como estamos viendo en otras comunidades autónomas".

CONFIANZA

En un encuentro con la prensa antes del acto de apoyo a la Constitución en el parlamento regional, Hernández Carrón se ha mostrado confiando en que "estas enmiendas (las de PSOE e IU) finalmente no salgan adelante".

"Hay que tener en cuenta que las enmiendas a la totalidad requieren de una mayoría de la cámara de 33 diputados y que ninguno de los dos grupos la tienen y por lo tanto nosotros confiamos en que finalmente el presupuesto presentado por el gobierno salga a delante", ha precisado.

Así mismo, respecto a la enmienda de PSOE, Carrón ha indicado que las "salidas" que propone "habrá que estudiarlas pero no van precisamente encaminadas a lo que el gobierno pretende".

"Partidas que en este momento son de difícil cobro, como son las de la Deuda Histórica, que depende de la voluntad de un gobierno nacional que está todavía por conformar y que tiene que ver cual es la realidad económica y presupuestaria a la que se va a enfrentar", ha subrayado.

El portavoz 'popular' también ha aludido a la venta de viviendas sociales que defiende el PSOE y que en el ejercicio vigente se "consiguieron vender por valor de dos o tres millones de euros", cuando los socialistas "proponen cincuenta y cuatro millones".

"Por lo tanto hay que proponer soluciones reales, soluciones que respondan a la realidad económica, y no con soluciones ficticias. Nosotros entendemos que es complicado hacer frente por las vías que están proponiendo", ha concluido.