Casi 3.000 personas reciben el servicio de teleasistencia por el acuerdo entre Cruz Roja y Diputación de Cáceres

Teleasistencia
DIPUTACIÓN DE CÁCERES
Actualizado 20/10/2010 17:41:09 CET

CÁCERES, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 2.900 personas, 200 más que el año pasado, recibe el servicio de Teleasistencia en la provincia de Cáceres que presta la Cruz Roja en virtud de un acuerdo suscrito con la Diputación Provincial, y que ha sido renovado por ambas entidades este miércoles.

Así, el presidente de la Diputación Provincial de Cáceres, Juan Andrés Tovar, y la coordinadora provincial de la Cruz Roja, Chon Rodríguez, han rubricado el acuerdo entre ambos organismos para continuar con este servicio.

Tovar ha señalado que "se trata de uno de los servicios más importantes que ofrece la Diputación en el mundo rural ya que a través del mismo se atiende a muchas personas". "Se trata -ha añadido- de un servicio que incrementó su presupuesto en el presente ejercicio 2010 y se espera que se incremente en el 2011".

El convenio se firmó hace 10 años y ahora tendrá lugar su renovación que se espera sea por un periodo de cinco años "aunque se está pendiente del informe técnico correspondiente", según informa la institución provincial en nota de prensa.

Está dotado con un presupuesto de 700.000 euros anuales de los cuales 360.000 los aporta el Gobierno Central a través del Imserso, 270.000 la Diputación con fondos propios y 40.000 la Junta de Extremadura.

Chon Rodríguez ha destacado que es un servicio que está operativo las 24 horas del día durante los 365 días del año y que es atendido por unas 9.000 personas. "Se trata de un servicio que cuenta con un sello de calidad y que, a lo largo de todos estos años, no ha tenido ningún tipo de incidencia destacable", ha dicho.

Cabe recordar que la iniciativa de Teleasistencia está destinada a las poblaciones menores de 20.000 habitantes ya que tanto Cáceres como Plasencia tienen su propio convenio.

Se trata de un sistema de alarma permanente, antes una pulsera ahora un colgante, que llevan las personas, en la mayoría de los casos mayores que viven solas, y que les permite estar conectadas con los servicios de la Cruz Roja para cualquier necesidad urgente.