CCOO y UGT convocan una huelga en todo el sector de las conservas vegetales para el 17 de mayo

Actualizado 15/05/2013 16:34:48 CET

MÉRIDA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y UGT han informado este miércoles de que han convocado una huelga en todo el sector de las conservas vegetales para el 17 de mayo ante el "bloqueo" de la patronal en la negociación del convenio colectivo del sector.

En una nota de prensa, ambos sindicatos han expresado que, "a pesar de los esfuerzos" de ambas organizaciones, y la colaboración del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), la patronal "ha mantenido continuamente una posición contraria a llegar a un acuerdo".

Además, y sobre el convenio colectivo, ambas organizaciones han señalado que la patronal es "sabedora" de que a partir del 7 de julio los convenios que no se renueven "pierden su ultractividad por culpa de la reforma laboral".

CCOO y UGT han señalado también que no descartan "cualquier otro tipo de movilización", además de la huelga del día 17, "si no hay un cambio de actitud por parte de la patronal y no se desbloquea la negociación del nuevo convenio".

PROCESO DE NEGOCIACIÓN

Según ha explicado, el "bloqueo" por parte de la patronal en la Comisión Negociadora del Convenio Colectivo de Fabricación de Conservas Vegetales "se produjo desde el principio, hace cinco meses", pese a que UGT y CCOO "han realizado durante todo este tiempo un buen número de propuestas y alternativas para desatascar la situación".

Así, ha señalado que el 14 de mayo tuvo lugar la mediación con carácter previo a la convocatoria de huelga del próximo viernes 17 de mayo, "sin que cambiase en nada la actitud de la patronal" y "provocando" nuevamente un "fracaso" en las negociaciones.

Un "fracaso" que, según ha dicho, se produjo "a pesar de las más de ocho horas de reunión en las que tanto los sindicatos como el SIMA sí mostraron su disposición a que se alcanzase un acuerdo".

CONDICIONES DEL CONVENIO

Del mismo modo, CCOO y UGT han explicado que "uno de los temas más conflictivos, y que separan las dos posturas", es que la patronal plantea como condición "imprescindible" para firmar el convenio la "modificación" del orden de llamamiento de los fijos discontinuos, "eliminando el criterio de antigüedad en el orden de la lista por otros criterios de productividad y competitividad", es decir, "que sea el empresario quien decida quién entra a trabajar y quién no".

"También la patronal insiste en que si se quiere un convenio, se debe dotar de mayor flexibilidad", según han explicado las organizaciones, que aseguran que se plantea "un 20 por ciento de flexibilidad de la jornada anual a disposición unilateral del empresario", y que además de esa cantidad de horas flexibles, "durante tres meses se amplíe la jornada a 9 horas diarias, es decir, casi el triple de lo establecido en la reforma laboral".

"Estas dos cuestiones, totalmente rechazables, y otras también relevantes, son razones suficientes para poner de manifiesto que la patronal, conocedora de la fuerza que le otorga la reforma laboral, está en una actitud de exigencia máxima y lejos de querer un acuerdo", se explica en la nota.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies