La Cofradía de la Virgen de la Montaña de Cáceres cree que la declaración de interés regional atraerá turismo religioso

Bajada de la Virgen de la Montaña
EUROPA PRESS
Publicado 10/07/2018 15:26:36CET

CÁCERES, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El mayordomo de la Cofradía de la Virgen de la Montaña de Cáceres, Juan Carlos Fernández Rincón, cree que la declaración de la Bajada y el Novenario como Fiesta de Interés Turístico Regional, puede ayudar a atraer turismo religioso a la capital cacereña, por lo que se pondrán en marcha varias medidas con la idea de potenciar esta posibilidad.

Fernández Rincón, que ha accedido al cargo recientemente, ha señalado que la cofradía acoge con "mucha satisfacción" e "ilusión" este reconocimiento que ha concedido este martes la Consejería de Economía e Infraestructuras de la Junta de Extremadura. "Hemos luchado mucho para conseguirlo", ha subrayado.

En declaraciones a Europa Press, ha tenido palabras de recuerdo para el anterior mayordomo, Joaquín Floriano, que "ha luchado por este nombramiento", ha recordado Fernández, ya que no en vano ésta era la tercera vez que los festejos que se celebran en torno a la patrona de Cáceres intentaban lograr ese título regional.

"Ahora tenemos la responsabilidad de mejorar el Novenario de la Virgen para atraer un tipo de turismo religioso que hasta ahora no se planteaba en la ciudad. Tenemos muchas ideas y hay que ponerlas en marcha", ha añadido el mayordomo de la cofradía.

Cabe recordar que la Junta de Extremadura ha justificado su nombramiento porque la fiesta de la patrona de Cáceres cuenta con un "destacado valor cultural", por tratarse de una celebración religiosa con "gran tradición y arraigo" en la ciudad. Se celebra dos miércoles antes del primer domingo de mayo, por lo que siempre coincide más o menos en la tercera o última semana de abril, y consiste en un recorrido en procesión desde su santuario en la Montaña hasta la concatedral de Santa María.

Tanto en la explanada del santuario como en el recorrido y en su recibimiento en Fuente Concejo, en los aledaños del casco histórico, donde es recibida por parte de las autoridades civiles, religiosas y militares, participan miles de cacereños, "quedando así patente el gran fervor que esta imagen tiene en la ciudad", asegura la Junta que recuerda que, a lo largo del recorrido, las calles están engalanadas y los asistentes lanzan flores para recibir a su patrona.

Para su designación se ha tenido en cuenta la "originalidad" de la celebración, en concreto el recorrido que la imagen realiza, sobre todo a su llegada a la ciudad, cuando se adentra en el casco histórico hasta la Concatedral de Santa María, por un enclave declarado Patrimonio de la Humanidad.

Además, se ha valorado la "originalidad" del cambio diario de manto de la imagen. En este sentido, existe una tradición según la cual los fieles que acuden al templo a visitarla durante el novenario han de averiguar previamente el color de dicho manto, algo que resulta "bastante curioso" y es "conocido" en la ciudad, apunta la Junta.