El consejero de Economía de Extremadura aclara que la abstención no se puede interpretar como "insumisión"

Antonio Fernández
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 11:36:10 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía de Extremadura, Antonio Fernández, ha aclarado que la abstención de la comunidad en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) no se puede interpretar como "insumisión".

Cabe recordar Extremadura y Castilla y León optaron por abstenerse en la tarde de este jueves en el CPFF en la votación del objetivo de déficit del 0,7% que deberán cumplir las autonomías el año que viene, mientras que Galicia ha dado el sí, pero "un sí crítico". El resto de autonomías del PP ha votado a favor.

Tanto el consejero extremeño como la de Castilla y León han aludido al hecho de que no conocen cuáles serán las entregas a cuenta que recibirán en 2013 por el sistema de financiación y que cumplir el 0,7 por ciento, por debajo del 1,1 previsto inicialmente, les exigirá nuevos esfuerzos.

Sobre el riesgo de que algunas autonomías no cumplan este año el objetivo del 1,5, y que se inicien los trámites de la Ley de Estabilidad que concluyen en la intervención, las regiones del PP han asegurado que no se ha apercibido a ninguna en concreto, aunque han reconocido que no han remitido toda la información y que el trabajo con Hacienda se intensificará a partir de ahora.

El consejero extremeño, Antonio Fernández, ha pedido un déficit del 1 por ciento, una flexibilización de las exigencias a las CCAA dentro del objetivo previsto para 2020 de déficit cero. Ha añadido que los argumentos para aprobar el 0,7 expuestos por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no le han convencido, sobre todo cuando las Comunidades no conocen los ingresos a cuenta que recibirán por la financiación autonómica. "Si no, hubiese votado favorablemente", ha agregado, para aclarar que la abstención no se puede interpretar como "insumisión".

Fernández ha defendido que están haciendo "un gran esfuerzo" porque partía de un déficit muy alto y que tiene una buena situación de endeudamiento y una "buena capacidad" de financiación. "Nuestro único problema es el déficit y hemos pedido un tratamiento diferenciado. Pero como estamos completamente comprometidos con la estabilidad presupuestaria, en vez de votar que no, nos hemos abstenido", insiste. Cumplir el 0,7 el año próximo le supondrá un ajuste de 80 a 90 millones de euros.

La consejera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha defendido pese a su abstención "un firme compromiso" con el cumplimiento del objetivo de estabilidad y con adoptar "todas las medidas que sean necesarias" para alcanzarlo. Pero ha explicado que "es difícil votar a favor de un objetivo sin saber con qué ingresos se va a contar", ha señalado. El año pasado, en esta misma votación, optó también por abstenerse.

No obstante, ha manifestado la intención "de colaboración" del Gobierno regional para cumplir con el objetivo del déficit fijado en el 0,7 por ciento para 2013, año en el que, según Del Olmo, "va a ser más difícil llegar al objetivo porque supone pasar casi a la mitad del objetivo de este año" establecido en el 1,5 por ciento. Ha recordado que su comunidad es la menos endeudada en relación al PIB.

Además, ha recordado que Castilla y León es la tercera región menos endeudada" en relación con el PIB y tendrá que hacer "grandes ajustes para poder cumplir el objetivo".

EL SÍ CRÍTICO GALLEGO

La consejera de Hacienda gallega, Elena Muñoz, ha explicado que su voto ha sido positivo "por responsabilidad", pero ha advertido que se trata de un "sí crítico". "Hemos votado sí por responsabilidad, porque entendemos que el momento por el que está atravesando nuestro país exige una visión con la mayor unanimidad posible de todas las CCAA", ha destacado, al tiempo que ha criticado que "se les está pidiendo a las CCAA un esfuerzo extraordinario de reducción del déficit y de consolidación fiscal de cara a los dos próximos años".

Preguntada sobre si las conclusiones del Consejo van a suponer un trabajo extra para Galicia, Muñoz ha contestado que su comunidad ya tiene una "senda" y una "planificación hecha" pues "ya sabía que se iba a bajar el objetivo en el año 2013". "Ahora nos falta conocer cuáles van a ser las entregas a cuenta del sistema de financiación para el año 2013 para saber realmente, tener la visión completa del impacto y las consecuencias que va a tener el año que viene el objetivo aprobado", ha afirmado.

HISPANOBONOS

Asimismo, ha reconocido que el CPFF "ha confirmado que hay algunas comunidades con las que se van a iniciar conversaciones y los procedimientos previstos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria", pero ha añadido que "no se ha dicho en ningún momento qué comunidades son". Así, ha confirmado que el Gobierno aprobará en "muy breve plazo" de tiempo un mecanismo para avalar la deuda autonómica y "facilitar la financiación a algunas comunidades que, además, lo han pedido de una manera bastante insistente porque hay muchas que no están consiguiendo financiación en el mercado y tienen necesidades de liquidez muy imperiosas".

El consejero de Hacienda de Aragón, José Luis Saz, se ha referido también a los hispabonos, tema que también se ha abordado en la reunión. Para Saz "la falta de financiación de las administraciones autonómicas" es un "problema importantísimo que tienen hoy en día". "No son hispabonos en realidad porque no se va a solidarizar la deuda entre todos", ha remachado.

En este sentido, Saz ha reconocido que si las condiciones que se establecen son "interesantes" Aragón recurrirá a algún tipo de mecanismo para financiarse.

CASTILLA-LA MANCHA PIDE UNIDAD

El responsable de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, ha asegurado que tienen la seguridad de que podrán cumplir los objetivos previstos y que en su gobierno están "tranquilos". "El presupuestos de 2012 esta preparado para cumplir con el objetivo aplicable a este año del 1,5, que nos va a permitir estar donde debíamos haber estado hace tiempo", ha añadido.

Preguntado por la posición de Extremadura y Castilla y León, Romaní ha respondido que hoy tenía que salir del Consejo un mensaje claro de unidad hacia el exterior, porque la imagen de las CCAA "está en ocasiones deteriorada".

También el consejero de Murcia, Juan Bernal, ha sido un firme partidario del déficit en el 0,7, pese a las condiciones "dificilísimas" en las que trabajan las CCAA. "Es importante mandar el mensaje a la Unión Europea de que estamos trabajando para que el déficit se vaya reduciendo de forma rápida. Tenemos un problema de falta de confianza y vamos a vencerlo dando sensación de que vamos a tener la energía suficiente para corregir el déficit excesivo", ha dicho.

Sobre el margen pedido por alguna autonomía, Bernal ha recordado que estamos bajo vigilancia de la UE, que obliga a hacer cosas muy exigentes. "Ayer lo decía el presidente Rajoy: no tenemos elección, simplemente no tenemos capacidad de elección", ha concluido.

PELIGRO DE INCUMPLIR EL DÉFICIT

El consejero de la Generalitat valenciana, José Manuel Vela, ha destacado por su parte que el 0,7 es "asumible" para su región, que no se encuentra amenazada, como ninguna otra, ha dicho, de intervención. Vela ha explicado también que se ha hablado de que algunas de las autonomías podrían incurrir en el incumplimiento de los objetivos, pero con valores del primer trimestre, con lo cual, según ha aseverado el consejero, "son datos no muy representativos", ya que en ese periodo de tiempo las comunidades no tenían puestas en vigor las medidas que ahora están llevando a cabo. Ha añadido que en las comunidades que se observen "riesgos" se les dará "trámite de audiencia y se analizarán las posibles causas".

El consejero de Comunidad de Madrid, Percival Manglano, ha manifestado que la reducción del objetivo de déficit para el año que viene es "bueno" dado que es necesario que el conjunto de las comunidades tengan mayor disciplina fiscal y ha insistido en la necesidad de acometer "profundas reformas" que permitan reducir el gasto estructural de las autonomías.