Ecologistas en Acción lamenta la "poca sensibilidad" de los cazadores con sus perros

Podenca
ECOLOGISTAS EN ACCIÓN
Actualizado 24/11/2011 11:15:08 CET

MÉRIDA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción Extremadura ha lamentado la "poca sensibilidad, cuando no maltrato" de los cazadores con sus perros "antes, durante y después de las cacerías".

La asociación ecologista expone En nota de prensa que la "mayoría" de estos canes permanecen "encerrados y alimentados con carne cruda y pan duro, sin cariño, ni abrigo, ni ejercicio diario".

"Es un hecho que el número de perros que aparecen perdidos y/o heridos en los núcleos urbanos cercanos al lugar donde tuvo lugar la matanza es elevado", indica.

Además apunta que "casi ninguno" lleva microchip y su "desnutrición y mal estado físico son una prueba de la mala vida que proporcionan al animal".

Ecologistas en Acción asegura que son "muy pocos" los cazadores que disfrutan o se responsabilizan de la felicidad del perro durante los días que no los sacan a cazar.

Las razas más comunes de estos perros, que en el mejor de los casos terminan haciéndose cargo las protectoras de animales, son podencos, bracos, perdigueros y galgos.

Junto al comunicado de prensa, Ecologistas en Acción Extremadura ha aportado dos imágenes de una podenca de unos siete meses que "apareció ayer desnutrida, tiritando y temerosa".

La asociación ecologista indica que Extremadura cuenta con "una de las mejores leyes de protección animal" que queda "preciosa en el articulado, ya que en la práctica, brilla por la ausencia de su ejecución".