Elena Nevado califica de "dura" la sentencia del ruido de la Madrila y pide una "reflexión" sobre los hábitos de ocio

Publicado 17/01/2018 12:58:00CET

CÁCERES, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, ha calificado de "dura" la sentencia sobre el ruido de La Madrila por la que se condena a prisión a la ex alcaldesa Carmen Heras, al ex concejal Carlos Jurado, y a once hosteleros de la zona, y ha pedido una "reflexión" de "toda" la sociedad sobre los hábitos de ocio para buscar un equilibrio entre el disfrute y el descanso de los vecinos.

La regidora ha recordado que los políticos tienen la obligación de respetar las leyes pero "hay cosas que se escapan a la gestión meramente política", ha defendido, ya que "hay expedientes que se tramitan informados por muchas áreas y por funcionarios públicos, y si no llegan a tiempo a la mesa de quien tiene que resolver, díficilmente puede tomar o no una decisión", ha dicho.

Ha mostrado su "respeto absoluto" a los procesos judiciales pero, no obstante, argumenta que en este caso "nadie ha metido la mano" y, aunque hay un "daño que reparar" a los vecinos que han sufrido el ruido durante años, en el fondo de la cuestión, la sentencia invita a hacer "una reflexión como sociedad", ha insistido.

"Aunque no es firme (la sentencia) y tiene un largo recorrido, es una mala noticia para la política y el empresariado de la ciudad", recalca la regidora que insiste en que los vecinos "tienen derecho a ser reparados en su daño y a ser escuchados" pero, a renglón seguido, recuerda que este "problema" proviene de la época de la conocida como 'Movida' en los años 80. "Ha sido un fenómeno que no ha sufrido solo Cáceres sino que ha sido generalizado en este país que tiene una forma de ser peculiar", ha subrayado.

Nevado, que ha hecho estas declaraciones a preguntas de los medios durante su visita a la renovada área de juegos infantiles del barrio de San Blas, ha puesto como ejemplo la letra de la canción 'Aquí no hay playa' del grupo Los Refrescos que decía 'Podéis tener movida ¡hace tiempo! Movida promovida por el Ayuntamiento', para ilustrar que esta forma de ocio afecta a muchas ciudades.

Por ello, apuesta por que el ocio "conviva" con el descanso de los vecinos. "Y eso no es solo responsabilidad a los hosteleros ni de los ayuntamientos, es responsabilidad de todos y tenemos que bajar el tono para permitir que las ciudades sean un espacio para todos, porque si salimos a los espacio públicos gritando o dando voces tenemos que ser conscientes de que estamos perjudicando a otras personas y eso no puede recaer exclusivamente en la responsabilidad de un gestor municipal", incide.

Aunque no ha hecho una alusión expresa a Carmen Heras, sí ha dicho que "cualquier alcalde da lo mejor de sí para mejorar la vida de la gente porque sino, no das una paso en el municipalismo", por lo que considera que la sentencia "es un varapalo para la vocación de servicio público que tienen todos los políticos, sean del signo que sea", concluye.