Las emeritenses son las "movilizadoras" de asociaciones aunque los hombres ostenten la responsabilidad, según un estudio

Actualizado 20/07/2009 15:35:03 CET

MÉRIDA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Fundación Anas indica que las mujeres emeritenses son las "verdaderas movilizadoras de todas las actividades" que tienen que ver con las asociaciones, aunque son los hombres quienes ostentan los cargos de responsabilidad.

Así lo expresó hoy la representante de la fundación, Rosario Rabazo, durante la presentación del estudio sobre 'Diagnóstico de Género' en una rueda de prensa en Mérida, en la que explicó que el objetivo de este análisis es identificar las "brechas de género" que existen entre hombres y mujeres de la capital extremeña.

Al respecto, el alcalde de Mérida, Ángel Calle, destacó que "la realidad sigue diciendo que en los puestos de decisión, la mujer sigue siendo la gran ausente", a pesar de que "hay muchas estudiantes universitarias".

Además resaltó que esa realidad constata "que faltan servicios importantes" que competen a las "necesidades de mujeres", y que "todavía hay mucho por hacer en la búsqueda de la igualdad efectiva entre el hombre y la mujer".

Así, Calle apuntó que para "desbrozar todos los obstáculos" y "dar pasos en la igualdad real y efectiva de la mujer", era "fundamental" este estudio, el cual fue un encargo del Ayuntamiento de Mérida y que se ha elaborado durante un periodo de trabajo de seis meses.

Por otro lado, en cuanto a la metodología utilizada para la realización del estudio, Rabazo explicó que se llevaron a cabo desde análisis de estadísticas, hasta entrevistas y grupos de discusión con el objetivo de conocer las opiniones de la ciudadanía en relación a las once áreas propuestas en el estudio.

De esta forma, indicó que la población femenina en Mérida es "mayor" que la masculina y que el 7,6 por ciento son viudas y divorciadas. Además, destacó que el once por ciento de estas familias son monomarentales y que "no hay familias monoparentales" por debajo de 20 años, mientras que sí hay mujeres por debajo de dicha edad con niños a su cargo.

En cuanto a equipamiento y transporte en la ciudad, el estudio apunta que tiene una "organización desordenada y desequilibrada", ya que hay zonas en las que existen colegios, centros de salud y otros servicios, mientras otras zonas carecen de algunos de ellos.

También agregó que los mapas de las líneas de autobuses "son complejos" y hay "cierta dificultad" en determinadas conexiones de transportes urbanos. Además, apuntó que "la mayoría de usuarios de transportes públicos son mujeres".

Asimismo, este análisis advierte de que "quien cuida en Mérida de las personas dependientes siguen siendo las mujeres", por tanto, "toda aquella mejora que se haga en esto repercutirá en la calidad de vida en general de la ciudad", señaló Rosario Rabazo.

En el área de educación y formación, destacó que en la capital extremeña "hay un mayor número de mujeres" con estudios universitarios que de hombres, y las féminas tienen una "mayor participación" en actividades formativas, mientras que los varones tienen una formación más vinculada a las actividades de ocio.

TASA DE ACTIVIDAD

Sin embargo, añadió, cuando se analizaron los datos de empleo, se observó que la diferencia de tasa de actividad entre hombres y mujeres asciende al 19,15 por ciento, una desigualdad que "se agrava" a medida que avanza la edad, estando la máxima entre los 45 y los 59 años.

Así, indicó que "no sólo a mismo nivel de estudio, sino a mismo tipo de estudio", hombres y mujeres tienen una tasa de actividad diferente, ya que aun siendo el número de mujeres tituladas "mucho mayor", la tasa de actividad es menor que en los varones. Al respecto, apuntó que el paro masculino en junio de 2009 estaba en 2.543, mientras que el de las mujeres se situó en 3.656.

Por otro lado, en lo referente a seguridad y violencia de género, Rosario Rabazo destacó que Mérida "es básicamente segura", sin embargo "hay puntos en los que mejorar la seguridad mejoraría la calidad de vida". Entre otras citó las zonas de escasa iluminación, peatonales como puentes y pasos subterráneos, o la escasa visibilidad en zonas verdes.

En lo que respecta a violencia de género, resaltó que el domicilio es el lugar de mayor "riesgo", ya que el 68 por ciento de los delitos se cometen en el hogar. Además, señaló que el 27 por ciento de las víctimas tienen menos de 25 años.

Igualmente, en el estudio se tuvo en cuenta la participación de los ciudadanos en las actividades culturales, de lo cual se extrae que el 70 por ciento son mujeres, pero cuando se hace un análisis sobre "quiénes son las protagonistas que crean esta cultura, hay una menor presencia" de las féminas. Asimismo, indicó que existe un "abandono" de la actividad deportiva en las mujeres al pasar la adolescencia.

RECOMENDACIONES

De esta forma, la representante de la Fundación Anas mencionó algunas de las recomendaciones que se hacen al consistorio emeritense para "impregnar la transversalidad de género a todas las políticas del ayuntamiento".

Entre ellas, señaló que hay que formar en igualdad al personal municipal, para transmitir la "importancia" de la igualdad de oportunidades; diseñar políticas para mujeres con personas a su cargo y familias monomarentales; y aumentar los recursos para la conciliación.

Además, destacó que hay que mejorar la ubicación de equipamientos y equilibrarlos por zonas, así como diseñar programas de inserción laboral con medidas específicas para las mujeres, ya que "el dato del empleo es muy evidente".

Finalmente, Rosario Rabazo afirmó que "el logro de la igualdad es el resultado de un acto intencionado" y "la inercia social tiende a aumentar o perpetuar las desigualdades".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies