Empresas frutícolas extremeñas se unen en un consorcio para crear líneas de fruta pelada y cortada aplicando I+D

Actualizado 22/06/2007 14:58:44 CET

MÉRIDA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las principales empresas frutícolas de Extremadura formalizaron hoy en Mérida el compromiso de constituir un consorcio común para desarrollar, a través de una potenciación de la I+D, líneas de fruta pelada, cortada, transformada y envasada capaces de llegar a nuevos mercados.

El consorcio surge bajo el amparo de la Consejería de Economía de la Junta y de la Sociedad de Fomento Industrial de Extremadura, cuyos responsables, Manuel Amigo y María Dolores Serrano, suscribieron hoy el documento constitutivo de la nueva entidad, junto a los responsables de las empresas Naturcrex; Vegenat; Sol de Badajoz; Tany Nature; Cabani Frut; y Explotaciones Agrícolas Rosa.

El consorcio, al que todas las partes constituyentes aportaran financiación equivalente --en cuantía por definir--, se encargará de impulsar y gestionar toda una logística empresarial que incluye estudios de mercados, de competitividad, diseño de marca, canales de distribución y, sobre todo, I+D que parta de la actual producción en fresco para diversificar una oferta con valor añadido.

El paso final de este proceso estratégico será la apertura de una instalación fabril capaz de llevar a cabo la transformación de la fruta fresca en nuevas producciones que satisfagan las necesidades de los consumidores, ya de manifiesto en mercados avanzados.

COOPERATIVA "ÚNICA"

El consejero de Economía, Manuel Amigo, explicó a los periodistas presentes en el acto de signatura que "sin lugar a dudas" la creación de este consorcio se encuadra en el "concepto de cooperativa única" extremeña que pretende impulsar el Ejecutivo autonómico.

"Claro que tiene que ver con la filosofía" de la cooperativa única, indicó Amigo, quien explicó que tal enfoque consiste en que el sector agrario extremeño, que ya es líder nacional en diversas producciones, se configure como "potencia mucho mayor" a través de la unión entre los agentes empresariales.

Precisó que la cooperativa única no implica "juntar a todas las cooperativas" de entrada porque "eso no significa nada", sino que es preciso un proceso de congregación como el del consorcio nacido hoy para aprovechar las "sinergias" de las empresas que comparten intereses.

Amigo elogió a las empresas firmantes --de las que indicó que representan a un millar de empresarios, al ser algunas de naturaleza cooperativa-- por ser capaces de "adelantarse a tiempos nuevos en los hábitos de consumo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies