El entorno de la Central Nuclear de Almaraz (Cáceres) será escenario de un simulacro general europeo de emergencia

Presentación Del Simulacro Europeo En Central Nuclear De Almaraz (Cáceres)
EUROPA PRESS
Actualizado 27/02/2013 14:26:15 CET

Se simulará una fuga radiactiva y participarán efectivos de protección civil de cinco países

CÁCERES, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El entorno de la Central Nuclear de Almaraz (CNA) en la provincia de Cáceres será escenario, el próximo otoño, de un simulacro internacional de emergencia en el que participarán efectivos de protección civil de cinco países (España, Portugal, Francia, Bélgica e Italia) y que contará con observadores de la Unión Europea y de Marruecos, Argelia, Israel y Rusia.

El Cáceres Urgent Response Internacional Exercise (Curiex) simulará una fuga radiactiva que provocará la puesta en marcha de todos los procedimientos previstos en los Planes de Emergencia Nuclear, como el PENCA y el PENCRA, y que afectan al exterior de la propia central nuclear, por lo que se contará con la colaboración de los doce municipios que se encuentran situados a diez kilómetros del radio de la planta nuclear, donde habitan unas 5.000 personas.

En el ejercicio práctico, que durará tres días, se simulará un accidente nuclear que provocará una fuga de material radioactivo a la atmósfera, lo que llevará a la consiguiente evacuación preventiva de una parte de la población afectada, según ha explicado este miércoles en la presentación del proyecto el director general de Protección Civil y Emergencia del Ministerio del Interior, Juan Díaz Cruz.

Posteriormente y tras analizar los efectos del hipotético accidente se adoptarán otras medidas de protección, que pueden ser de carácter profiláctico, y una vez superada la fase urgente se ensayarán otras actuaciones preventivas de más larga duración para recuperar los niveles de seguridad de los ciudadanos en la cadena de alimentación y en la calidad del agua.

Con esta actividad se pretende ensayar los procedimientos operativos de respuesta en estas situaciones, así como analizar los distintos niveles de respuesta de las administraciones implicadas desde la local, hasta la internacional, pasando por la regional o nacional.

Igualmente se trata de fomentar la participación y la colaboración ciudadana y de los medios de comunicación en caso de que se produjeran situaciones de emergencia nuclear, por lo que el proyecto incluye previamente unos programas de formación e información dirigidos a los habitantes de la zona, principalmente a colegios y responsables sanitarios.

INTERCAMBIAR CONOCIMIENTOS

Según ha explicado Díaz Cruz en la presentación del Curiex, la experiencia servirá también para intercambiar conocimientos con responsables de protección civil de otros países ya que participarán equipos de respuesta de otros países que trabajarán en la coordinación de los distintos medios ante emergencias de este tipo y para actualizar los procedimientos.

En el simulacro participará un número todavía por determinar de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas, así como representantes del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y la Subdelegación del Gobierno en Extremadura, a cuya subdelegada le corresponde la dirección del Plan PENCA.

El Curiex es un proyecto presentado a la Unión Europea por la propia Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior que ha sido seleccionado entre otros cuatro presentados por otros países de la zona y que tiene un presupuesto de 600.000 euros, de los que el 85 por ciento será financiado con fondos europeos.

A la presentación a los medios, que ha tenido lugar este miércoles en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Cáceres, han asistido el director general de Protección Civil; el delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias y la subdelegada del Gobierno en Cáceres, Jerónima Sayagués.

López Iglesias ha recordado que el simulacro emulará "un escenario lo más real posible de día y de noche" y servirá para "poner a prueba los planes de emergencia y mejorarlos, en caso de que hubiera que hacerlo", matiza.

El proyecto ha sido presentado también a todas las partes implicadas, desde alcaldes de la zona, responsables institucionales y efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que participarán en este simulacro general que no se realizaba desde 2001 y que vendrá provocado por un hipotético accidente nuclear que se producirá el próximo otoño en la Central Nuclear de Almaraz (Cáceres).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies