Extremadura Unida aboga por crear una marca de calidad para diferenciar al porcino ibérico extremeño

Actualizado 21/08/2009 14:40:04 CET

El secretario general de la formación advierte de que el censo en el sector ovino "desciende de forma vertiginosa" en la región

CÁCERES, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Extremadura Unida (EU), Juan Pedro Domínguez, abogó hoy por crear una "marca de calidad" para diferenciar al porcino extremeño de la producción del resto del país, una vez se ha aprobado, el pasado 17 de julio, el Real Decreto que establece la ordenación de la explotaciones de ganado porcino extensivo a nivel nacional, y en el que, a juicio de EU, "no se diferencia para nada la raza ibérica de las demás razas porcinas".

Según explicó Domínguez en una rueda de prensa, la nueva norma "tampoco establece diferencias en el aprovechamiento tradicional de los recursos de la dehesa" como hierba y pastos de otoño y bellotas, respecto a otros recursos agroforestales, por lo que consideró que "dentro de poco tiempo se inundará el mercado de productos del cerdo, criados y cebados en régimen extensivo, de cualquier raza y de cualquier sitio", apuntó.

Ante esta situación, EU solicita la creación de una norma propia para Extremadura que "diferencie el producto de los demás", dijo Domínguez, que añadió que "si no lo hacemos, el sector porcino extremeño está herido de muerte".

También instó a la Junta de Extremadura a que ayude, a través de subvenciones, a los productores de porcino extensivo, para que adapten sus explotaciones a la nueva normativa, pues en la situación en la que está el sector "no tienen recursos para acometer las obras de adaptación al nuevo decreto", aseguró.

Domínguez hizo referencia a los datos ofrecidos por las encuestas estadísticas del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, que recogen que en nuestra región, a fecha del mes de abril del 2008, había un total de 15.369 verracos y 194.413 reproductoras, mientras que en la siguiente encuesta, la de diciembre de 2008, la cifra había decendido a 13.632 verracos y 172.037 cerdas reproductoras.

"Es decir que en seis meses el censo descendió en 1.737 verracos y 22.376 reproductoras, lo que supone aproximadamente un 12 por ciento", se lamentó el lider regionalista, que asguró que, a falta de datos reciente, le consta que "el censo ha seguido descendiendo al mismo ritmo o quizás más deprisa" lo que demuestra la crisis que atraviesa el sector.

"EL OVINO, AL BORDE DEL DESASTRE"

En parecidas circunstancias, que calificó de "al borde del desastre", se encuentra, según Domínguez, el sector del ovino extensivo extremeño cuyo censo en 2009 "ha caído de forma vertiginosa" mientras que en 2008 fue una de las comunidades autónomas que registró un menor descenso de número de cabezas de ganado con la pérdida de unas 100.000.

"Este año una serie de factores como el desacoplamiento de las ayudas, las consecuencias directas e indirectas de la enfermedad de la lengua azul, la falta de demanda de carne de ovino, que ha hecho que los precios estén por debajo de los costes de producción y, por supuesto, la falta de respuestas eficaces por parte del Ejecutivo Autonómico, están haciendo que muchos ganaderos una vez concluido el periodo de retención, tiren la toalla, arruinados algunos, y en una edad difícil para encontrar trabajo", aseveró Domínguez.

Ante toda esta situación, EU pide a la Junta de Extremadura que "agilice los trámites para poner en marcha las ayudas propuestas en las reuniones sectoriales del ovino y que pague las ayudas por nueva instalación de jóvenes a la actividad agraria y por modernización de las explotaciones", para "fomentar el relevo generacional" en el sector ganadero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies