Fademur exige "prevención, protección y educación" en el medio rural para luchar contra la violencia de género

016   Ministerio de Igualda
MINISTERIO DE IGUALDAD
Actualizado 24/11/2011 16:44:57 CET

MÉRIDA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur) exige "prevención, protección y educación" en el medio rural para luchar contra la violencia de género.

De esta forma, Fademur ha manifestado un año más su "más enérgica repulsa" contra quienes ejercen violencia contra las mujeres y condena cada uno de los 53 asesinatos perpetrados en lo que va de año por aquellos que "niegan el derecho fundamental de las mujeres a la vida, siendo la violencia la manifestación más devastadora de la discriminación por razón de género".

Fademur informa en una nota de prensa que según la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, en la actualidad, 125 países tienen leyes específicas que penalizan la violencia doméstica, lo que es un "considerable paso adelante" comparado con la década pasada.

La igualdad entre las mujeres y los hombres está garantizada en 139 países y territorios, sin embargo, las mujeres siguen siendo víctimas de la violencia "más atroz" en muchas sociedades y se estima que hasta seis de cada diez mujeres han sido víctimas de violencia física o sexual en el transcurso de sus vidas, en su gran mayoría por parte de sus esposos o compañeros.

Desde Fademur Extremadura se apoya la iniciativa de ONU Mujeres que detalla 16 acciones concretas de políticas para erradicar la violencia contra las mujeres, incluyendo la ratificación de tratados y la enmienda de las leyes, el acceso universal a los servicios de emergencia para las supervivientes de la violencia, la movilización de las comunidades a través de la educación pública y de la promoción, el hacer participar a los hombres, a los niños y los jóvenes, y el enjuiciamiento de los culpables.

Indica Fademur que la violencia contra las mujeres es el fenómeno que se ha convertido, en el siglo XXI, en la "principal causa de muerte" en el mundo de las mujeres de entre 15 y 44 años, por delante de la suma de las muertes provocadas por el cáncer, la malaria, los accidentes de tráfico y las guerras, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

En base a estos "tres pilares esenciales" que son prevención, protección y provisión de servicios, Fademur Extremadura también insta a todos los países a movilizar la voluntad política y los recursos necesarios para garantizar que las mujeres vivan libres de violencia.

Para la federación extremeña, en el medio rural es fundamental defender un modelo de educación igualitario para poder superar el sexismo y la violencia contra las mujeres, máxime según los últimos datos muestran un descenso en la edad de los agresores.

En el medio rural las mujeres que sufren la violencia machista tienen que enfrentarse a "más dificultades" que las mujeres que viven en entornos urbanos.

"Los maltratadores viven en el mismo pueblo que las víctimas y sus hijos e hijas, y el medio rural no ofrece el anonimato ni la seguridad que en estos casos puede tener el medio urbano, donde además hay más recursos de atención y protección", se lamenta.

Por eso, Fademur Extremadura quiere apoyar a todas las mujeres que viven en el rural y son víctimas o tienen constancia de un caso de violencia de género a que denuncien y busquen ayuda.

Igualmente, apoya también la reclamación del Consejo General del Poder Judicial, de reformas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el Código Penal y otras normas para mejorar la aplicación de la Ley Integran contar la violencia de género.