La finca La Orden-Valdesequera desarrolla numerosos proyectos de investigación sobre el cultivo de tomate

Actualizado 04/08/2006 13:37:31 CET

MÉRIDA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) - El Departamento de Hortofruticultura del Centro de Investigación Finca La Orden-Valdesequera desarrolla numerosos proyectos de investigación sobre el cultivo del tomate, debido a la gran importancia que hasta ahora ha tenido el tomate de industria en la región.

En este centro actualmente continúan algunos trabajos en previsión de una posible recuperación del sector en 2008, con el objetivo del ahorro en los costes de cultivo o la mejora de la calidad y la producción con el respeto al medio ambiente, informó la Junta en nota de prensa.

Para el desarrollo de todos los proyectos de investigación, además de fondos de la Junta de Extremadura se ha conseguido financiación de diversos organismos nacionales e internacionales en diversas convocatorias, añade el comunicado.

ENSAYOS DE VARIEDADES

Entre los resultados más interesantes obtenidos en proyectos ya concluidos, cabe destacar la puesta a punto en Extremadura de la primera red de ensayos de variedades de tomate de industria, para lo cual se publicó una monografía que incluía el protocolo detallado a seguir para la realización de ese tipo de ensayos, así como los resultados prácticos obtenidos sobre variedades de mayor calidad y producción en las condiciones de cultivo extremeñas.

Estos estudios ya se realizaron a finales de los años ochenta, pero están plenamente vigentes. Por entonces se puso a punto la técnica de siembra directa con o sin acolchado plástico, aún en uso en ciertas áreas, y se estudió la optimización del riego y la fertilización nitrogenada en el cultivo mediante el riego a pie.

En la década de los noventa se iniciaron programas de mejora genética para introducir la resistencia a las enfermedades más comunes en variedades de poliniz ación abierta e introducir un herbicida eficaz contra la mayor parte de las malas hierbas del cultivo. También se comenzaron a evaluar variedades tradicionales de tomate procedentes del banco de germoplasma del INIA, obtenido mediante la recolección de semillas de tomate de huertos tradicionales de toda España.

Dentro de los aspectos agronómicos se realizaron proyectos comparando los sistemas de riego por gravedad en surcos y riego por goteo, se realizaron estudios comparativos de sistemas de cultivo en producción convencional con sistemas de cultivo en producción integrada, que incluían estudios del riego, la fertilización y la aplicación de fitosanitarios, y también se puso a punto un nuevo sistema de control de plagas para establecer el momento óptimo de aplicar insecticida.

Recientemente se inició un programa de mejora genética, factor determinante del rendimiento en la producción del tomate concentrado. En agronomía se empezaron a estudiar alternativas hortícolas en las que se intercalaban tomate de industria, lechuga y pimiento para pimentón, aprovechando la instalación de riego y el acolchado plástico para los tres cultivos, y considerando la rotación completa como una única unidad desde el punto de vista de la fertilización.

MEJORA GENÉTICA

Se ha continuado estudiando la optimización del riego y la fertilización en el cultivo en las Vegas del Guadiana, y sobre este aspecto también se publicó una monografía técnica cuyo contenido sigue teniendo vigencia y es de gran utilidad para los productores. También se han desarrollado métodos rápidos de medición para determinar el estado nutricional del tomate.

Actualmente se está concluyendo el programa de mejora genética del contenido en sólidos solubles en las variedades comerciales de tomate de industria actuales, y se va a comenzar un proyecto de investigación en el que se pretende, entre otros objetivos, ensayar en cultivo ecológico de tomate de industria la polinización abierta resistente a plagas como Fusarium y nematodos.

Los resultados de estos trabajos han generado numerosas publicaciones en revistas científicas y libros de divulgación.

El tomate para industria es el cultivo hortícola más importante a nivel mundial tras la patata, con producciones crecientes que actualmente rondan los 30 millones de toneladas anuales, la mayor parte dedicadas a la producción de tomate concentrado. El consumo mundial está creciendo a un ritmo medio superior al 3% anual y absorbe generalmente la producción de cada campaña.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies