Fuster destaca el apartado infantil de la Feria del Libro de Mérida y anuncia mejoras para la próxima edición

Actualizado 10/06/2009 16:02:36 CET

MÉRIDA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Cultura del Ayuntamiento de Mérida, Julio César Fuster, destacó hoy el éxito del apartado infantil de la XVIII Feria del Libro de la ciudad, a la que dio una califición de "muy buena", al tiempo que adelantó que ya está trabajando para introducir mejoras de cara a la próxima edición.

En su balance de la feria, Fuster dijo haber cumplido al "cien por cien" con el programa previsto y evaluó la participación de la población según los datos obtenidos de los espacios que controlaba el ayuntamiento, la caseta de autor y la infantil.

Asimismo, cifró en 836 visitantes el viernes 5, día de mayor asistencia, seguido del domingo 7 con 750 personas "probablemente debido" al encuentro entre clubes de lectura de Guadalajara y Mérida con el escritor Justo Vila, y apuntó que el día menos concurrido fue el 3 de junio, el primero de la feria, con 345 visitantes.

Los libros más vendidos en esta edición de la Feria del Libro fueron 'La soledad de los números primos' de Pablo Giordano y 'Los hombres que no amaban a las mujeres' de Stieg Larsson, según informó Fuster de acuerdo con la valoración de los propios libreros.

Asimismo, la venta de literatura infantil también creció en esta edición de la feria y los libros más vendidos fueron los relacionados con el autor Gerónimo Stilton y 'La traición del rey' de José Luis Gil Soto, entre otros.

"PUESTA PLURAL"

Se ha "intentado tener una puesta plural desde el punto de vista del género literario combinando diferentes autores y estilos", como Juan Madrid en novela negra, o Pep Bruno con los cuentacuentos y mezclarlo con la propuesta extremeña de Elías Moro, Félix Grande o José Luis Gil Soto, declaró Fuster en rueda de prensa.

El delegado de Cultura calificó de "interesantísimo" el concurso sobre poesía celebrado antes de la actividad 'Gallos quiebran albores' y aseguró que se trata del "resultado" de lo que él persigue, "que haya iniciativas autónomas al margen de esta delegación y que la gente empiece a tener ese tipo de propuestas para llevar a la Feria del Libro".

Fuster también valoró la parte musical, en la que se tuvo que suspender el concierto de Markos Bayón del que se está fijando un nuevo día, y se trasladó a la carpa la actuación de 'Coro Ad Libitum' de Mérida por la climatología.

El ayuntamiento "ha aumentado" de uno a tres la participación en la edición de libros y eso es algo que hay que "seguir reforzando" para "seguir siendo referente como ayuntamiento y como biblioteca pública" en la edición de algún libro, añadió Fuster en rueda de prensa.

RECORTE DE GASTO

El "esfuerzo y el trabajo" por parte de trabajadores municipales de biblioteca y de cultura permitió "recortar gastos" ya que suplieron lo que habitualmente asumía una empresa, aseveró el delegado.

Fuster calificó de "interesante" la incorporación de determinados "aliados" como Gestores Culturales, el aula de pintura de la biblioteca que realizó el cartel de la feria o de 'Radio Fórum' por su "importante programación a la hora de retransmitir todos los días desde la feria para acercarla de forma radiofónica".

Algunas "debilidades" de la Feria del Libro fueron las casetas, de las cuales los libreros tuvieron queja pero actualmente la situación de "dificultad económica" no permite otras, explicó Fuster.

Asimismo, las bolsas de regalo para los libros vendidos fueron "escasas" y, visto que los talleres han resultado "un éxito", se debió haber "intentado ocupar otro tipo de espacio", pero esto significaba utilizar "otro tipo de casetas" con lo cual "más gastos" por lo que al año que viene "se intentará montar al menos una caseta igual que la de autores", añadió el delegado.

PROPUESTAS DE FUTURO

La parte musical será revisada de cara al año que viene ya que esta feria ha tenido un "perfil emeritense" porque no había "otra opción", apuntó Fuster.

Avanzar la programación y crear dos programas, uno literario y otro de contenidos y talleres, hacer un "esfuerzo" en tres ámbitos, infantil, juvenil y en la "construcción de productos literarios comunicativos", es decir, construir algo --aún por decidir-- entre todos los asistentes a la feria como "símbolo de identidad" fueron algunos aspectos pendientes según el delegado para el año que viene.

"Voy a trabajar para que el Premio Azorín venga a la feria o lo tenga en su agenda", añadió Fuster, y recordó que el año que viene se conmemoran los 100 años de excavaciones arqueológicas en Mérida, por lo que "tiene" que ser un año donde "esa parte arqueológica y la literatura" jueguen un papel importante.

Por otra parte, el año que viene en torno al mes de abril habrá una sesión de cuentacuentos para adultos en la ciudad; "ha gustado mucho" y por eso "estamos trabajando" en esta propuesta que "una los cuentacuentos, los adultos y los rincones de Mérida", dijo Fuster.

Otra propuesta es la creación de "mesas de debate" en torno a la literatura lideradas por "gente corriente", gente "que lee" y que cuente "públicamente" cuál es su experiencia con la lectura y qué es lo que le aporta a su vida cotidiana.

Los autores afirmaron haber sido atendidos "estupendamente" por parte de los medios de comunicación y calificaron a la Feria del Libro de Mérida de "muy coqueta y muy participativa", según explicó Fuster en rueda de prensa.

El delegado de Cultura recordó que el número premiado en el sorteo realizado durante la Feria del Libro es el 3993 del que se desconoce a su ganador y que resultó premiado con un lote de libros que, en caso de no obtener respuesta, irá a parar a la biblioteca.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies