El GobEx recuerda la obligatoriedad de pedir autorización para sacrificio de cerdos en matanzas domiciliarias

cerdos ibéricos de pata negra en la serranía de Huelva
EUROPA PRESS
Actualizado 06/12/2012 14:53:26 CET

MÉRIDA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud (SES) recuerda, ante el desarrollo de la campaña de matanzas domiciliarias, la obligatoriedad de solicitar autorización para el sacrificio de los cerdos con el fin de evitar la transmisión de enfermedades infecciosas o parasitarias.

El SES cuenta con una plantilla de 213 veterinarios para realizar las inspecciones sanitarias, aunque el propietario de los cerdos puede optar por otros con libre ejercicio de la profesión, recuerda el Ejecutivo autonómico en nota de prensa.

Estos veterinarios son los encargados de efectuar las inspecciones sanitarias y deben llevar a cabo, cuando sea posible, la inspección ocular antemorten y de forma sistemática la inspección postmorten. También tendrán que realizar las actuaciones de control sanitario y análisis pertinentes con el fin de dictaminar la aptitud para el consumo de las carnes y derivados cárnicos obtenidos.

CAMPAÑA PASADA

Un total de 7.547 matanzas, en las que se sacrificaron 14.979 cerdos, fueron autorizadas en la campaña 2011-2012 tras las inspecciones sanitarias realizadas por los veterinarios del SES, de acuerdo con los datos facilitados por la Dirección General de Salud Pública.

Estas cifras han experimentado un descenso constante en los últimos años, de modo que los servicios oficiales autorizaron 7.850 matanzas en la campaña 2010-2011, 8.874 en la 2009-2010; 10.687 en la 2008-2009; 10.762 en la 2007-2008; y 11.925 en la 2006-2007.

El número de cerdos sacrificados también ha disminuido y se cifraron, respectivamente, en 15.353, 17.481, 21.115, 20.648 y 22.023.

A estos datos hay que sumarles los relativos a los controles realizados por los veterinarios con libre ejercicio de la profesión, añade el Gobierno autonómico.

CINCO MESES DE CAMPAÑA

En Extremadura, las campañas de sacrificios de cerdos para consumo familiar deben desarrollarse en el período comprendido entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo, aunque podrán autorizarse fuera de este período cuando concurran circunstancias especiales.

Todos los productos resultantes de las matanzas se dedicarán únicamente al consumo familiar, quedando prohibido el destino de las canales, jamones, paletillas, embutidos, vísceras y cualquier otro producto de despiece para el abastecimiento de carnicerías, industrias cárnicas y, en general, para la venta al público.

Serán los ayuntamientos, conjuntamente con los servicios veterinarios del SES, los encargados de organizar estas campañas de sacrificio. Las administraciones locales favorecerán además que los sacrificios puedan llevarse a cabo en los mataderos municipales, si los hubiere, en aras a mejorar la calidad sanitaria de los productos obtenidos.

El número de cerdos sacrificados por cada familia será sólo el necesario para satisfacer sus necesidades de consumo y deberá ser previamente autorizado por el alcalde.

OBLIGACIONES DEL PROPIETARIO

El propietario de los cerdos debe solicitar la autorización para el sacrificio ante el ayuntamiento con una antelación mínima de setenta y dos horas, con el fin de programar y agilizar los correspondientes controles sanitarios.

En el caso de que el propietario no vaya a hacer uso de los veterinarios del SES, debe hacer constar en la solicitud de autorización el nombre del profesional que realizará la inspección sanitaria del cerdo sacrificado así como su número de colegiado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies