El Gobierno de Cáceres considera que el Plan de Empleo Social "ataca" a la autonomía local y "debilita" las arcas

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Gobierno de Cáceres considera que el Plan de Empleo Social "ataca" a la autonomía local y "debilita" las arcas

Rafael Mateos, portavoz del equipo de Gobierno de Cáceres
AYUNTAMIENTO DE CÁCERES
Publicado 28/10/2016 13:36:26CET

CÁCERES, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cáceres considera que la nueva convocatoria del Plan de Empleo Social, que ha puesto en marcha otra vez la Junta de Extremadura, "ataca" a la autonomía local y "debilita" las arcas municipales, ya que la aportación que tienen que hacer los ayuntamientos para las contrataciones es "superior" a la que realiza la Administración regional.

"Es un nuevo caso de yo invito y tú pagas", ha dicho el portavoz municipal, Rafael Mateos, quien ha anunciado que la nueva convocatoria realizada por la Junta no ha atendido las consideraciones que le habían hecho llegar los ayuntamientos a través de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (Fempex), como pedir que las contrataciones pudieran realizarse a media jornada, entre otros asuntos, para reducir los costes laborales de los consistorios.

El ayuntamiento cacereño recibirá una subvención de 965.000 euros para contrataciones y, aunque todavía no se ha tomado una decisión, lo más previsible es que tampoco se vaya al máximo de puestos de trabajo que permite la convocatoria, al igual que ocurrió el año pasado cuando se convocaron 60 de los 160 contratos previstos en el plan ya que, de haber sacado todos los puestos de trabajo tendría que haber desembolsado una cantidad cercana a los 600.000 euros.

Mateos insiste en que asumir todas las contrataciones previstas en el Plan de Empleo Social es "inviable" para las arcas cacereñas ya que, por ejemplo, en un contrato de un puesto de arquitecto técnico el ayuntamiento tiene que aportar unos 8.000 euros mientras que la Junta solo desembolsaría unos 6.000 euros.

Además, también hay que asumir costes indirectos de los puestos de trabajo como los uniformes o los equipos de protección. "No es gratuito", subraya el portavoz que insiste en que la fórmula elegida hace que recaiga sobre los ayuntamientos una cofinanciación difícil de asumir por las maltrechas economías locales.

El Plan de Empleo Social está dotado con 24 millones de euros, de los cuales cada diputación provincial (Badajoz y Cáceres) aporta seis millones y doce los pone la Junta de Extremadura pero, según ha explicado Mateos, "tan solo 2,8 millones salen de financiación propia de la administración regional ya que el resto es con cargo a otras administraciones públicas".

Mateos ha criticado también que todo el proceso de selección y la resolución de los expedientes la tenga que realizar el Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS) y no el Sexpe, lo que también repercute en la carga de trabajo de los trabajadores locales, algo que el año pasado provocó retrasos en la resolución de las solicitudes.

"La aportación municipal que requiere el Plan de Empleo Social lo que hace es atacar la autonomía local y debilitar las cuentas municipales, siendo conscientes que este es uno de los grandes problemas con los que cuenta la administración local", recalcó el portavoz que insiste en que "otros ayuntamientos tienen capacidad para asumir esta cofinanciación pero Cáceres no".

Una vez se ha realizado la convocatoria, ahora el ayuntamiento tendrá que presentar al Gobierno regional los puestos de trabajo que convocará e iniciar el proceso de selección de personal. "La Junta no se ha hecho eco de las reivindicaciones de los ayuntamientos y ha perdido una oportunidad para sentarse a hablar y sacar una convocatoria diferente a la del año pasado", subrayó.

PLAN EXPERIENCIA

Por otra parte, Mateos también ha dado a conocer los puestos de trabajo concretos que se convocarán a través del Plan de Empleo Experiencia, que también ha puesto en marcha la Junta de Extremadura para jóvenes que acceden al mercado laboral por primera vez y, a través del cual, se recibirá una subvención de 1.760.000 euros para realizar 146 contrataciones.

El mayor número de empleos, un total de 73, serán para auxiliares de ayuda a domicilio, mientras que para dinamizadores sociales se convocarán 15 puestos de trabajo y 10 para auxiliar administrativos. Las otras categorías hasta completar la oferta son auxiliar de información turística (9), electricista (3), intérprete de lengua de signos (1), monitor de huertos (1), operario de servicios múltiples (9), ordenanzas (8), auxiliares informáticos (3), técnico de área social (6) y vigilante de biblioteca (8).

El Plan Experiencia está dirigido a desempleados y tienen preferencia los menores de 25 años con titulación de ESO, como mínimo. En este caso, el Sexpe realizará una preselección de los candidatos y, finalmente, el ayuntamiento llevará a cabo la selección para cada puesto de trabajo.

"El objetivo de este plan de empleo es contratar a jóvenes que no han tenido experiencia en el ámbito laboral y, además, cubrir plazas que redunden en una mejor atención a los ciudadanos", concluyó Mateos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies