Guadalupe quiere que la ofrenda floral y la bajada de la Virgen desde el camarín sea de interés regional

Presentación de la Fiesta de las Guadalupes
EUROPA PRESS
Actualizado 03/09/2018 13:43:45 CET

CÁCERES, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Puebla de Guadalupe (Cáceres) quiere que la ofrenda floral multitudinaria y la bajada de la Virgen desde su camarín hasta el prebisterio de la Basílica sea declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. Se trata de un acontecimiento que sucede cada 6 de septiembre y que este año recibirá la visita de los técnicos de la Dirección General de Turismo de la Junta de Extremadura para evaluarlo.

Busca de esta manera sumarse a la lista de festejos regionales de índole religioso que ya ostentan ese título, alguno de ellos como la Bajada y el Novenario de la Virgen de la Montaña en Cáceres, que ha conseguido la distinción este mismo año.

Conocida popularmente como la 'Fiesta de las Guadalupes' el acontecimiento tiene un marcado carácter religioso y se celebra con motivo del Patronato de la Virgen de Guadalupe como patrona de Extremadura. Los actos están organizados por la Asociación de Damas de Santa María de Guadalupe y gira en torno a los festejos del día 8 de septiembre.

Así, dos días antes, desde 1972 y por iniciativa del sacerdote guadalupense Nicolás Sánchez Prieto, numerosos vecinos ataviados con el traje típico de Guadalupe y entonando cánticos del folclore local, realizan una ofrenda floral a la Virgen de Guadalupe. Ya en junio de 1977, con el respaldo de la comunidad franciscana del Monasterio de Guadalupe, un grupo de mujeres funda la Asociación de Damas con el principal objetivo de fomentar y difundir el culto a la patrona de Extremadura.

Actualmente, esta organización cuenta con 360 damas activas y otras 800 que por su edad no pueden participar ya en la organización de los actos y en las actividades religiosas y culturales que desarrollan a lo largo del año.

La presidenta de la asociación, Pilar Palenzuela, ha explicado este lunes en la presentación del festejo, que se trata de un acontecimiento masivo al que acuden peregrinos y turistas de todos los puntos de la región y en el que los lugareños y los llegados de fuera muestran un gran fervor.

La ofrenda floral se celebra a partir de las 11,15 horas y cada año parte de un barrio diferente. En esta ocasión, saldrá de la calle Corredera por primera vez y estará acompañada por el grupo de folk Zarabanda para recorrer las calles de este municipios y llegar hasta el Monasterio de Guadalupe.

A mediodía tiene lugar una misa presidida por el ministro provincial de la Inmaculada Concepción en España, fray Juan Carlos Moya. Tras una comida de hermandad entre autoridades civiles y religiosas, por la tarde se realiza un servicio de atención al peregrino y, hacia las 21,00 horas, se produce la bajada de la imagen de la Virgen de Guadalupe desde su camerín hasta el trono de la basílica en el que permanecerá hasta el día 9 de septiembre.

"En ese momento, todo el pueblo estalla en emoción y nos volvemos locos", ha dicho la presidenta que ha presentado los festejos junto al alcalde de la localidad, Felipe Sánchez, y la diputada provincial Angélica García, quienes han destacado la singularidad de este festejo en el que todo el pueblo participa engalanando las calles y vistiendo el traje típico.

SIN 'GUADALUPES'

Entre las actividades que se suelen celebrar este día está un homenaje a todas las personas de la Puebla que lleven en su nombre o en el apellido el topónimo de Guadalupe, pero este año no podrá ser porque solo han nacido dos bebés (un niño y una niña) y ninguno registra el nombre de la patrona en su identidad.

Palenzuela ha explicado que "todas las personas del pueblo" que se llaman o se apellidan Guadalupe han recibido ya esa distinción, por lo que, en esta ocasión, no será posible ofrecer ese reconocimiento a nadie y habrá que esperar a otras ediciones para festejar que se siguen sumando 'Guadalupes' al padrón municipal.

Contador