Los 'indignados' de Badajoz lamentan que hayan sido "vetados" en el pleno de investidura de Celdrán

Indignados En El Pleno De Investidura De Celdrán
ACAMPADA BADAJOZ
Actualizado 11/06/2011 20:09:11 CET

BADAJOZ, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los 'indignados' de Badajoz aseguran que han sido "vetados" en el pleno de investidura del alcalde de la ciudad, Miguel Celdrán, que se ha celebrado en el Ayuntamiento de Badajoz en el que se les "ha cerrado la puerta a pesar de que a otros ciudadanos, con los mismos derechos y obligaciones que nosotros se les ha dejado entrar".

En nota de prensa, miembros de la Acampada Badajoz han cifrado en 300 las personas que han acudido al consistorio para asistir al pleno, y nos les han dejado entrar, por lo que "en señal de protesta" se han quedado en la puerta del ayuntamiento "para protestar pacífica y respetuosa, pero firmemente, por lo que consideramos que es una lesión a nuestros derechos como ciudadanos".

Así, los miembros de estee movimiento animan a todos aquel que se haya visto "afectado" por esta situación, a poner una queja en el registro general para exigir que "los próximos plenos se celebren en algún lugar con más aforo".

"Mostramos nuestra repulsa por haber asistido a ver cómo en nuestra ciudad existen ciudadanos de primera, con invitación al pleno y posterior catering, y de segunda, que nos hemos tenido que limitar respetuosamente a ver cómo entraban y salían "los de primera", señala este colectivo.

Además, el movimiento ha reclamado "decencia y transparencia" en la gestión del dinero que la administración recauda de los impuestos de los ciudadanos, y ha dicho "basta ya a los gastos superfluos".

En ese sentido, ha reclamado la aprobación de un Reglamento de Participación ciudadana y su posterior "cumplimiento íntegro", así como una modificación de la Ley de Iniciativas Legislativas Populares "para hacer más posible y real la participación de todos los ciudadanos en las decisiones que les afectan".

Finalmente, han señalado que "la acción va a continuar" y que no les "van a callar hasta que esto cambie".