Ingresadas dos personas en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz por un "golpe de calor"

Actualizado 20/06/2009 15:53:52 CET

BADAJOZ, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Dos personas pertenecientes al área de salud de Badajoz permanecen ingresadas en el Hospital Infanta Cristina de la capital pacense tras verse afectadas en el día de ayer por un golpe de calor debido a las altas temperaturas que actualmente padece la región.

La primera de ellas, un varón de 43 años, trabajador agrícola, precisó atención y posterior traslado por parte de una Unidad Médica Especializada hasta el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, donde ingresó con 45 grados de fiebre por lo que se procedió a su traslado a la Unidad de Cuidados Intensivos de referido centro médico. A día de hoy se encuentra estable dentro de la gravedad y permanece intubado.

La segunda persona, se trata de un varón de 34 años, repartidor de prensa, quien tras la realización de su jornada laboral habitual se encontró mal y decidió trasladarse al Hospital Infanta Cristina donde ingresó con casi 43 grados de fiebre por lo que igual que el anterior, se procedió a su traslado a la Unidad de Cuidados Intensivos. Como el anterior, a día de hoy se encuentra estable dentro de la gravedad y permanece intubado.

CONSEJOS

Dadas las altas temperaturas que padece en estos días la región, por parte de la Consejería de Santidad y Dependencia se desea recordar y hacer especial hincapié a la ciudadanía en los consejos habituales en estas circunstancias con el fin de combatir el calor, como son beber abundantes líquidos, aunque no sienta sed e independientemente de la actividad física que realice; no abusar de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar ya que, en realidad, le hacen perder más líquido corporal; y evitar también el alcohol.

También aconseja permanecer el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados. Refrésquese cada vez que lo necesite; así como evitar la realización de esfuerzos físicos en las horas de más calor. Si pretende realizar alguna actividad física o deportiva es aconsejable limitarla a las primeras horas de la mañana o al atardecer. Tras la actividad, reponga los líquidos de forma adecuada

De igual modo, la Junta recomienda usar ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar. Si necesita salir en las horas de más calor, protéjase del sol llevando sombrero, gafas de sol y protector solar; así como consultar al médico ante cualquier síntoma que pueda estar relacionado con las altas temperaturas; mantener las medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto; y cubrir la cabeza con sombreros o gorras.

Y por último, el sol puede dañar también los ojos, por lo que es recomendable utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos, el 90 por ciento de la radiación ultravioleta.

Y de manera muy especial también se recomienda extremar las medidas con los niños y mayores, así como asegurarse de que también beban abundantes líquidos, aunque no sientan sed, en los días de mucho calor. Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, también se debe prestar especial atención a bebés y niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades mentales o enfermedades físicas que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas. Y no se debe dejar nunca a nadie (especialmente niños, ancianos o enfermos crónicos) en un vehículo estacionado y cerrado.

Finalmente, el Gobierno regional recomienda no olvidar visitar frecuentemente a ancianos y enfermos para asegurarse de que están bien y de que se hidratan correctamente.