El Instituto de Medicina Legal de Cáceres realizó 145 autopsias en 2016, de las que 43 correspondieron a suicidios

 

El Instituto de Medicina Legal de Cáceres realizó 145 autopsias en 2016, de las que 43 correspondieron a suicidios

Publicado 12/05/2017 15:27:35CET

CÁCERES, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Patología Forense del Instituto de Medicina Legal (IML) de Cáceres realizó, el pasado año 2016, un total de 145 actuaciones tanatológicas con la finalidad de determinar las causas y circunstancias en fallecimientos por causas violentas y/o sospechosas de criminalidad, lo que ha supuesto un incremento de 6 casos con respecto al año 2015.

De estas actuaciones, un total de 32 han consistido en realizar un examen externo del cadáver y en 113 casos fue necesario un estudio necrópsico con apertura de cavidades.

El IML tiene encomendadas las actuaciones periciales de toda la provincia de Cáceres, en la que existen siete partidos judiciales, de manera que fue en el de Cáceres donde se realizaron más autopsias con un total de 48, seguido de Plasencia en el que se llevaron a cabo un total de 40.

Mientras, en la zona de Coria se hicieron 17, en Trujillo un total de 13, una más que las correspondientes al partido judicial de Navalmoral de la Mata (12). En el partido judicial de Logrosán se llevaron a cabo 11 y cuatro en el de Valencia de Alcántara.

Así se desprende de la memoria anual del IML que ha sido dada a conocer este viernes y en la que se recoge que, estas actuaciones tanatológicas, corresponden a 40 muertes por causas naturales, otras 40 por muertes accidentales, 43 suicidios (nueve más que en 2015) y un homicidio. Otras 21 actuaciones continúan en estudio.

Respecto a las muertes accidentales, destacan las 25 (19 varones y 6 mujeres) producidas por accidentes de tráfico, seguidas de las ocho caídas, dos por ahogamiento, otras dos intoxicaciones y un golpe de calor, entre otras causas.

Las muertes suicidas ocurridas fueron 43 (34 varones y 9 mujeres), lo que supone un aumento de nueve casos respecto a 2015. Llama la atención que 14 de las personas que se quitaron la vida tenían más de 80 años y otras ocho entre 30 y 39 años. Según los datos, 28 suicidios se produjeron por ahorcamiento y 6 por inmersión, entre otras causas.

El número de homicidios fue de 1, un varón que murió por herida arma blanca y que supone el 0,68 por ciento de las muertes objeto de actuación judicial, manteniéndose en cifras similares a las de los años anteriores, según se desprende de la memoria.

OTRAS ACTUACIONES CLÍNICAS

Pero en el ejercicio 2016, el IML de Cáceres realizó otras actuaciones propias del Servicio de Clínica Forense llevadas a cabo como los 1.395 certificados de defunción.

Además, por parte de la Unidad de Valoración Forense Integral (UVFI) se han realizado un total de 215 informes psicológicos, de ellos 104 informes de violencia de género, 26 informes de violencia sexual, 7 informes de violencia doméstica y otros 15 informes de valoración psicológica en asuntos de imputabilidad, incapacidad o genéricos. Se han llevado a cabo un total de 258 entrevistas de valoración psicológica.

Por parte de la trabajadora social que junto la psicóloga forma parte de esta unidad, se han realizado un total de 104 informes sociales en el ámbito de la violencia de género y 42 informes de coordinación social. Se han llevado a cabo un total de 143 entrevistas de carácter social, y el número de menores explorados ha sido de 56.

VALORACIÓN POSITIVA

En general la valoración del servicio del IML es "positiva" y destaca la "estabilidad de la plantilla, la cualificación y experiencia de todo el personal" como "un valor seguro de rendimiento, eficacia y compromiso con la Medicina Forense".

No obstante, con respecto al personal, se mentiene las necesidades de cobertura de una plaza de psicólogo vacante y la de un funcionario de la Administración de Justicia, del cuerpo de tramitadores. Por lo que respecta a la plantilla de médicos forenses, compuesta por doce efectivos, se considera "adecuada".

Lo que sí se considera "imprescindible" es la dotación de un servicio de guardia remunerado que permita garantizar un servicio público de guardia de 24 horas con los forenses, así como una mejora de su cualificación previa (técnicos en anatomía patológica y citología).

En cuanto a los medios materiales, la memoria revoge que la dotación informática es "óptima" si bien hay que actualizar los PC's a un sistema operativo con mantenimiento e incluir en el dominio de justicia al IML.

La videoconferencia con la que cuenta el IML, es otro avance a valorar muy positivamente, ya que permite asistir a juicios sin desplazarse de la sede y sin tener que reorganizar el trabajo diario, además de la posibilidad de mantener reuniones con otros institutos.

En lo relativo a las instalaciones del IML, el informe recoge que "son adecuadas" en lo relativo al servicio de clínica y sede, aunque el servicio de Patología es "ampliamente mejorable" al ser una instalación cedida por el Ayuntamiento de Cáceres con déficit estructurales y de espacio. Un asunto este último que está en vías de solución ya que el IML podrá ocupar un edificio propio en breves fechas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies