IU-Extremadura sostiene que el acuerdo PSOE-PNV "avanza" en las "agresiones" a los derechos sociales y económicos

Actualizado 20/10/2010 13:40:55 CET

MÉRIDA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La formación IU-Extremadura considera que el acuerdo entre el PSOE y el PNV para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2011 supone el sustento parlamentario "suficiente para avanzar en las agresiones" a los derechos sociales y económicos de los ciudadanos, "en beneficio de la salvaguarda de los intereses de los mercados internacionales que no representan a nadie".

En nota de prensa, la formación apunta igualmente que los contenidos y las posturas mantenidas por el Gobierno de Zapatero en el comienzo de la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales del Estado "continúa en la línea de ajuste duro sobre la calidad de vida de la ciudadanía, y particularmente sobre los trabajadores y los más jóvenes".

En este sentido, lamenta, "una vez más", que el PSOE "elija de nuevo a la derecha nacionalista como compañero de viaje a la hora de determinar cuáles serán las directrices, orientaciones y valores que rijan la política económica del gobierno de la nación", plasmada en los Presupuestos Generales del Estado, en lugar de establecer "cauces de diálogo" con las fuerzas políticas "de izquierdas" con representación en el parlamento "para consensuar una salida social a la crisis".

Así, el apoyo del PNV supone para IU-Extremadura "un elemento de estabilidad para el PSOE, sobre una serie de condiciones y premisas que hasta la fecha no se han hecho públicos", lo que entiende como "una manifestación de la falta de cultura democrática del gobierno y de sus aliados".

Advierte igualmente de que "posiblemente" el "precio" del acuerdo entre Zapatero y el PNV "no se limitará a la aprobación de los presupuestos, sino que mostrará su continuidad a lo largo de todo el tiempo que resta hasta la celebración de las próximas elecciones".

Con dicho acuerdo, además, el ejecutivo de Zapatero "se asegura" según IU-Extremadura la tramitación y aprobación en el parlamento de algunas de las medidas que el PSOE tienen en su agenda nacional, como --apunta-- el aumento de la edad de jubilación, o el incremento de periodo mínimo de cálculo para determinar el importe final de las pensiones a recibir por los trabajadores cuando finalicen su vida laboral.

Finalmente, considera que el conjunto de medidas y las actuaciones del PSOE a la hora de procurar la aprobación de los PGE lo sitúan como "uno de los agentes activos en el país en la defensa de las prácticas y el discurso de la derecha neoliberal".