La Junta confirma su negativa al proyecto de térmica de Iberdrola en Alange (Badajoz), por incumplir la normativa

Actualizado 25/01/2006 13:01:04 CET

No respeta el requisito necesario de estar a más de 2 kilómetros del núcleo de población más próximo

MÉRIDA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agricultura y Medio Ambiente confirmó hoy su desautorización del proyecto de central térmica de ciclo combinado de Iberdrola en el municipio pacense de Alange.

La consejería explica en un comunicado que su resolución niega la autorización ambiental al proyecto "por incumplir el requisito necesario de estar a más de 2 kilómetros del núcleo de población más cercano".

El contenido de la resolución fue adelantado ayer en una nota de prensa por la Plataforma Térmicas No, que se opone a la instalación de centrales de este tipo en toda la comarca de Mérida. Su publicación formal en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) se producirá mañana, anuncia hoy la consejería.

Medio Ambiente de la Junta exlica que, según recoge la resolución, las chimeneas de expulsión de la planta (tal y como recoge el proyecto presentado) estarían ubicadas a 1.760 metros de Alange, por lo que incumple lo establecido en el artículo 4 del reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (Decreto 2414/1961 de 30 de noviembre), donde se establece una distancia mínima de 2 kilómetros.

ALEGACIONES

"Tras examinar las alegaciones recibidas durante el periodo de información pública, los técnicos de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente detectan la posibilidad de distancia insuficiente", añade el comunicado, en el que se explica que el departamento de la Junta solicitó al Ayuntamiento de Alange una "aclaración certificada" de dicha distancia.

"Una vez que el consistorio ratifica que la ubicación de la planta es inferior a esos 2 kilómetros, la Dirección General de Medio Ambiente resuelve desestimar la autorización ambiental integrada por este motivo, sin entrar a valorar el resto de las cuestiones medioambientales", señala la consejería.

Por otro lado, tal y como recoge la ley 16/2002 de 1 de julio de Prevención y Control Integrado de la Contaminación, que regula el procedimiento de la autorización ambiental integrada, se ha notificado esta misma resolución a todas las partes interesadas, alegantes, instituciones competentes y promotor del proyecto.

"Finalmente, la Junta de Extremadura quiere dejar claro que con este ejemplo se pone de manifiesto que cualquier proyecto industrial que no cumpla con lo establecido en la normativa vigente en materia de calidad y evaluación ambiental no tendrá cabida en la región", concluye el comunicado.