La Junta de Extremadura resalta que los datos suponen "un alivio" para las economías familiares de la región

Actualizado 10/06/2009 15:37:12 CET

MÉRIDA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Extremadura resaltó hoy que los datos del IPC en la región correspondientes al pasado mes de mayo suponen "un alivio" para las economías de las familias y los ciudadanos de la comunidad.

En nota de prensa, subrayó también que el IPC descendió un -0,1 por ciento en la región en mayo con respecto al mes anterior, mientras en el conjunto nacional los precios se mantuvieron constantes respecto al mes de abril, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística.

Mientras, la tasa de inflación anual, que mide el incremento de los precios en los últimos doce meses, se situó en Extremadura en un -1,1 por ciento, siete décimas por debajo de la registrada el mes anterior (-0,4 por ciento) y la más baja en toda la serie histórica del IPC, destacó.

Con estos datos, Extremadura se situó dos décimas por debajo de la media española (-0,9 por ciento), lo que supone a juicio del Gobierno autonómico "un alivio" para las economías de las familias y los ciudadanos de la región, cuyo poder adquisitivo "se ve favorecido ante la actual situación económica".

Asimismo, la Junta añadió que la inflación acumulada en lo que va de año, -0,3 por ciento, unida a las recientes subidas del petróleo, que por primera vez en lo que va de año ha superado la barrera de los 70 dólares el barril, hacen pensar --dijo-- que a lo largo de los próximos meses "se volverán a ver tasas de inflación positivas", tal y como estimaba la Administración autonómica ante el dato del IPC del pasado mes de abril.

El Ejecutivo extremeño recordó también que en la región, la mayor subida la registraron los precios de 'Transporte', con incrementos del 0,8 por ciento, el mismo crecimiento que en la media nacional, debido a la subida de los precios de los carburantes y lubricantes y 'Menaje' con una tasa del 0,8 por ciento, 0,3 por ciento en el conjunto nacional.

Tanto en Extremadura como en España, los mayores descensos correspondieron al grupo 'Medicina', -2,3 y -2,1 por ciento, respectivamente, debido a la bajada de los precios de los medicamentos y otros productos farmacéuticos.

Le siguieron 'Ocio y cultura', cuyas tasas de variación del -1,2 por ciento en Extremadura y -1,5 por ciento en ámbito nacional se explican --según la Junta-- por la bajada de los precios del viaje organizado tras la finalización de la Semana Santa, y 'Alimentos y bebidas no alcohólicas', con una tasa del -0,5 por ciento en ambos casos, debido principalmente a la reducción de los precios de la mayoría de sus componentes, entre las que destacan la leche y la carne de ave.

Otros grupos con menores descensos fueron 'Hoteles, cafés y restaurantes', -0,4 y -0,1 por ciento en el conjunto nacional, y 'Comunicaciones', -0,2 por ciento en ambos casos. El grupo 'Vestido y calzado' registró en Extremadura una disminución del 0,2 por ciento respecto a abril de 2009; sin embargo, en el conjunto nacional fue el grupo que registra mayor aumento respecto al período anterior, con un 1,6 por ciento, resaltó el Ejecutivo extremeño.

Finalmente, por provincias, los precios descendieron un 0,1 por ciento en Badajoz y un 0,2 por ciento en Cáceres. En tasas interanuales, la tasa de inflación se situó en un -1,1 por ciento en Badajoz y un -1,2 por ciento en Cáceres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies