El MARM licita el proyecto de intervención arqueológica en el vaso del futuro embalse de Villalba de los Barros

Actualizado 04/12/2009 15:06:35 CET

MÉRIDA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino ha licitado las obras del proyecto de intervención arqueológica urgente en el vaso del futuro embalse de Villalba de los Barros (Badajoz), una actuación que supone una inversión de 1.998.099 euros.

La presa de Villalba de los Barros, actualmente en ejecución, es el elemento fundamental para poner a disposición recursos hidráulicos, mediante la regulación del río Guadajira, de las poblaciones de la Comarca de Tierra de Barros, cuyos suministros de agua presentan actualmente una "cierta precariedad", según informó el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino .

La Declaración de Impacto Ambiental de la presa, contemplaba la realización de una prospección arqueológica en el vaso del futuro embalse, de una superficie aproximada de 1.100 hectáreas.

Realizada dicha prospección aparecieron diversos yacimientos arqueológicos, de los que la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura estableció que se debían excavar y documentar siete.

En dos de ellos ya se ha realizado la intervención arqueológica, pues estaban muy próximos a las obras de la propia presa, mientras que para realizar la intervención en los otros cinco, se había redactado y tramitado el Proyecto de referencia cuya licitación ha sido publicada hoy en el BOE.

Dicho proyecto contempla la intervención arqueológica completa, con actuaciones previas, excavación, retirada de restos de interés en su caso, documentación y estudio, de los cinco yacimientos citados, que son el posible horno romano de cerámica en la finca 'Las Mesas'; la posible necrópolis tardorromana en la finca 'Las Mesas'; la posible villa romana de 'la Fuente de los Caños'; el posible torre militar romana en 'la Charneca'; y el posible asentamiento prehistórico y romano en 'el Rascón'.

Para ello es preciso realizar, como principales unidades de obra, el despeje y desbroce bajo supervisión arqueológica de 74 hectáreas, 215 catas arqueológicas, y 6.260 metros cúbicos de excavación arqueológica manual.

La ejecución de este proyecto supone confirmar la línea de máximo respeto al medio ambiente (en este caso en su faceta patrimonial) que lógicamente debe caracterizar a todas las actuaciones del Ministerio, mientras que por otra parte, los resultados obtenidos tendrán una "gran importancia científica" de cara a mejorar el conocimiento histórico de la ocupación del territorio en época romana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies