Más de 2.000 jóvenes extremeños parados podrán beneficiarse de dos programas de formación con prácticas en empresas

María José Nevado
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 15:48:14 CET

MÉRIDA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Unos 2.050 jóvenes desempleados podrán beneficiarse de los programas de formación y empleo '@prendizext' y 'Aprender Haciendo', dos iniciativas de Formación Profesional Dual puestos en marcha por el Gobierno de Extremadura que incluyen prácticas remuneradas en empresas para los que se han destinado más de 25 millones de euros.

Ambos programas están incluidos en el Ensayo de Garantía Juvenil y su objetivo es "cualificar profesionalmente" a jóvenes parados de manera que puedan tener "mayores posibilidades" de acceso al mercado de trabajo, según ha destacado este lunes en rueda de prensa la directora general de Formación para el Empleo, María José Nevado.

En su intervención, ha especificado que el programa '@prendizext' "unifica" los proyectos de escuelas taller y de casas de oficio; por lo que "trata de refundir" el programa Etcote (escuelas taller y casas de oficio), tal y como lo contemplaba el Plan '3E'.

Se trata de un programa promovido por ayuntamientos y mancomunidades cuyo plazo de inscripción finaliza el día 25 de julio y los colectivos hacia los que van dirigidos son jóvenes en entre 18 y 25 años. El número de alumnos beneficiarios en este plan será de alrededor de 1.600, según los cálculos ofrecidos por Nevado, los cuales van a estar contratados bajo la modalidad de formación y aprendizaje desde el inicio del programa.

De esta manera, la jornada laboral se dividirá, en el cómputo global, en un 40 por ciento dedicada a la formación, y un 60 por ciento a la realización de un trabajo efectivo, siempre relacionado con áreas de interés social.

60% DEL SALARIO MÍNIMO

La duración de los programas oscilará entre los seis meses y un año; mientras que el salario de los beneficiarios será de un 60 por ciento del salario mínimo interprofesional.

La principal novedad de este programa se encuentra en la fase de prácticas no laborales en empresas privadas, donde el alumno pasará a ser becario y cobrará nueve euros al día, durante un periodo que oscilará entre uno y tres meses, según ha indicado Nevado, al tiempo que ha añadido que las empresas también recibirán una "ayuda" por su participación. En concreto, percibirán 1,5 euros al día por alumno.

Por otra parte, ha indicado que los contenidos del plan formativo van a estar basados "preferentemente" en certificados de profesionalidad, aunque también pueden contener cualificaciones, ya que hay una parte de asignaturas transversales donde se verán temas relacionados con riesgos laborales, así como igualdad de género, alfabetización e informática, entre otras materias.

Otra novedad se encuentra en el establecimiento de áreas prioritarias por parte del Observatorio de Empleo. En este sentido, Nevado ha apuntado que los proyectos basados en atención sociosanitaria, agricultura, forestales, o fruticultura tendrán "más posibilidades en que salgan con viabilidad".

Para la aprobación de estos proyectos, cuya adjudicación se hará por concurrencia competitiva, han de cumplir una serie de requisitos, como contar con un número suficiente de jóvenes desempleados en la localidad para cubrir cada uno de los puestos, y la disponibilidad de instalaciones y materiales necesarios para el plan formativo.

COMPROMISO DE PRÁCTICAS EN EMPRESAS

Otra de las novedades que contempla esta convocatoria es la aportación desde el inicio de "un compromiso" por parte de los alumnos para la realización de esas prácticas "obligatorias" en empresas, para todos aquellos que superen la etapa de formación, según ha concretado Nevado.

Las mancomunidades con menos de 25.000 habitantes podrán solicitar un proyecto de hasta 10 alumnos, las que tengan más de 25.000 podrían llegar a los 24, las de más de 75.000 podrían presentar programas que para un total de 48, y las de más de 100.000 un número máximo de 56 alumnos.

En total, se estima que el número total de proyectos que se pondrán en marcha se encuentra en torno a 70, y el importe de esta convocatoria asciende a 23 millones de euros para 2013 y 2014, cofinanciados por el Fondo Social Europeo.

Los alumnos que quieran participar en este tipo de proyectos han de solicitarlos en los servicios de empleo. Habrá un plazo para su inscripción, y todos los desempleados inscritos pasarían a ser preseleccionados, puesto que la selección final la hace la entidad que haya resultado beneficiaria.

'APRENDER HACIENDO'

En cuanto al programa 'Aprender haciendo', que estará promovido por las empresas, la mitad de la jornada estará dedicada a la formación y la otra a la realización de un trabajo efectivo. Para ello el alumno "tiene que estar contratado desde el primer día" por una de las empresas que interesadas en participar en el mismo.

Así, el primer mes se dedicará a la formación, y una vez que adquiridas las "competencias básicas necesarias" para poder desempeñar el puesto, realizará el trabajo efectivo en una empresa, según ha explicado Nevado.

El programa, cuya duración oscilará entre los seis meses y un año, está destinado a jóvenes desempleados de hasta 30 años de edad. En cuanto a la remuneración, tendrán un contrato en formación y prácticas con el que cobrarán el 50 por ciento del salario mínimo interprofesional.

Los contenidos, por su parte, estarán orientados igualmente al catálogo de certificados de profesionalidad, aunque también habrá módulos adaptados a las necesidades profesionales de las empresas. "Se trata de formar a jóvenes adaptados al perfil que demandan las empresas", ha valorado Nevado, quién además ha destacado que esto "posibilitará" sus oportunidades de continuar en el mercado de trabajo.

Un total de 450 alumnos se beneficiarán de este programa, distribuidos entre cinco y quince por cada uno de los proyectos aprobados. El plazo para inscribirse estará abierto durante un año, y la adjudicación será por asignación directa.

El importe destinado a este programa es de 2.364.000 euros para las convocatorias de 2013 y 2014, y recogería dos tipos de ayuda. Por un lado, la destinada a los centros homologados y acreditados de formación en los que se cursa la etapa de certificado de profesionalidad. Por otro, ayudas para las empresas que contraten a estos colectivos.

Los proyectos con un año de duración tendrán una ayuda de 2.000 euros por cada alumnos contratado, mientras que si es de seis meses, esta cantidad será de 1.000 euros, y si es de nueve meses, de 1.500 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies