Los menores que causaron la muerte de una burra en 'Los Quintos' de Torreorgaz condenados a 52 horas de trabajo

Actualizado 18/05/2010 15:55:07 CET

La alcaldesa del municipio cacereño tomará nuevas medidas para combatir "la lacra" del maltrato animal

TORREORGAZ(CÁCERES), 18 May. (EUROPA PRESS) -

Los menores que causaron la muerte de una burra hace seis meses en la localidad cacereña de Torreorgaz, durante la celebración de Los Quintos, deberán realizar 52 horas de trabajo en beneficio de la comunidad e indemnizar al dueño del animal por daños y perjuicios, al que abonarán entre todos 375 euros.

Así lo convinieron este martes en el Juzgado de Menores de Cáceres la Fiscalía y los abogados de la defensa que acordaron la pena señalada en una vista de conformidad entre ambas partes, que se desarrolló en media hora de negociaciones, sin que los testigos llamados por los tribunales tuviesen que llegar a declarar.

Uno de los abogados de los acusados, J.M. Expósito, precisó a Europa Press a la salida de los juzgados que el acuerdo "satisface" a todas las partes y que de este modo, se ha reducido de 250 horas a 52, la petición inicial del Fiscal.

Los padres de la decena de jóvenes implicados en este caso de maltrato animal rehusaron realizar declaraciones ante los medios, a los que sí atendió la alcaldesa de Torreorgaz, Concepción Polo, quien insistió en la necesidad de erradicar la "lacra" que supone el maltrato a animales.

La alcaldesa expuso que durante la rápida vista oral, que se inició hacia las 11,30 horas de hoy, los acusados "han reconocido la culpa" y mostraron "su arrepentimiento" por los ocurrido.

Para Concepción Polo, la actuación de los quintos que causaron el fallecimiento por infarto de la burra supone "una mala nota para" el pueblo cacereño, por lo que reiteró que tomará nuevas medidas en los sucesivo para evitar más celebraciones de quintos en su municipio. "Es lo que llevo intentando hace seis años y aún no lo he conseguido", pero "permitir, no se ha permitido nada", aseveró.

HECHOS

Cabe recordar que los hechos que han sido juzgados esta mañana acontecieron durante el mes de octubre del 2009, cuando falleció una burra como consecuencia del maltrato al que fue sometido este animal por parte de los acusados, que por entonces no superaban los 17 años.

Los quintos sustrajeron a la burra de una parcela cercana al municipio, la golpearon con palos, antes de introducirle estos por el recto, y finalmente la dejaron abandonada junto a la parada de autobuses que hay en el pueblo, donde fue hallada muerta por un vecino, que la encontró atada y tirada en la acera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies