El mercadillo de Cáceres en Vegas del Mocho se celebra a medio gas y no se instalan todos los puestos

Mercadillo
EUROPA PRESS
Actualizado 25/01/2012 14:31:47 CET

El ayuntamiento confía en que el próximo miércoles se celebre "con total normalidad"

CÁCERES, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El mercadillo franco de Cáceres se ha celebrado este miércoles en su nueva ubicación en Vegas del Mocho a medio gas ya que unos 100 vendedores, de los 527 autorizados, no han colocado sus puestos y negocian todavía con el ayuntamiento la ubicación exacta de estos.

A media mañana permanecían instalados los puestos de productos perecederos como frutas, hortalizas y embutidos, junto a algunos de venta de calzado y ropa, pero una de las zonas de Vegas del Mocho, la que se ubica pasado el puente de la Ronda Norte, estaba sin instalar a pesar de que el público ha acudido ya casi con normalidad.

El concejal de Fomento, Jorge Carrasco, ha mostrado su "satisfacción" por cómo se ha desarrollado la mañana y ha adelantado que esta semana se llevarán a cabo los últimos arreglos en las calles para que el próximo miércoles el mercado se celebre "con total normalidad".

Carrasco ha felicitado además al dispositivo tanto de la policía nacional como local que ha vigilado la instalación de los puestos porque "se ha defendido a los que querían trabajar", ha dicho, haciendo alusión a que se han interpuesto algunas denuncias por amenazas de un grupo de vendedores a sus compañeros que querían montar los puestos y no les dejaban.

El edil, que ha ofrecido una rueda de prensa en el consistorio, ha vuelto a insistir en que "de lo que se trata es de buscar la máxima comodidad de los vendedores" pero "en Vegas del Mocho", descartando cualquier otra ubicación.

"Se está tratando cada caso puesto por puesto", ha dicho el edil, que insiste en que se ha buscado una nueva distribución "en forma de caracol" que "puede resultar más cómoda" tanto para los vendedores como para los clientes del mercadillo.

"FALTA DE NEGOCIACIÓN"

Por parte del colectivo de vendedores, uno de sus portavoces, José Manuel Morán, ha vuelto a recordar que "todos los cambios de ubicación producen incertidumbre" pero añade que "en los tres anteriores ha habido negociación y consenso previo" algo que "no ha ocurrido en este caso", subraya.

"Cuando los vendedores hemos intervenido ya estaba hecho el cambio y no conocíamos el terreno", recalca Morán, que cree que el "rechazo" que se ha producido por parte del colectivo es porque "no ha habido un trabajo negociador previamente".

Morán ha recordado que ya en el año 1976 a él se le adjudicó el puesto número 1 en la calle Camino Llano cuando las amas de casa decidieron hacer un mercadillo franco para "frenar los altos precios" e introducir el factor de "competencia" en el sector comercio de la ciudad.

"Fíjate si llevo años negociando los cambios del mercadillo", ha manifestado este vendedor ambulante que confía en que la situación se normalice "cuanto antes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies