Mérida se suma a la condena del "vil y cobarde asesinato" de Eduardo Puelles con una concentración silenciosa

Actualizado 20/06/2009 15:39:15 CET

MÉRIDA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Varias decenas de personas se concentraron este mediodía ante las puertas del Ayuntamiento de Mérida para guardar cinco minutos de silencio en rechazo del asesinato del inspector de Policía Eduardo Puelles cometido ayer en atentado terrorista en el País Vasco.

Tras la concentración, en declaraciones a los medios de comunicación, la portavoz del equipo de gobierno de Mérida, Estrella Gordillo, transmitió la condena del consistorio de la capital extremeña al "vil y cobarde asesinato" de Pueyo, y trasladó el "absoluto apoyo" de dicha institución al Gobierno de España en la lucha contra ETA.

Por su parte, el vicepresidente primero de la Asamblea de Extremadura, Luciano Fernández, transmitió el rechazo de todos los demócratas y grupos políticos de la cámara autonómica al atentado, y aseguró que la banda terrorista ETA "jamás podrá contra la democracia y contra las instituciones".

Asimismo, mostró el "apoyo cerrado" de la Asamblea extremeña a la acción del Gobierno central y el del País Vasco en la lucha contra ETA, y pidió finalmente la "unidad" de "todos" los demócratas "porque en estos momentos es lo que más se necesita y lo más importante", dijo.

En cuanto a la condena del terrorismo aprobada ayer por primera vez por unanimidad en el Parlamento vasco, Fernández afirmó que supone "un hecho y un paso extraordinario", así como "un hecho fundamental y la demostración viva de que las cosas están cambiando en el País Vasco".

Entre los asistentes a la concentración silenciosa se encontraban, además de Luciano Fernández y Estrella Gordillo, miembros de la corporación municipal de Mérida como los ediles socialistas Juan Espino, Luis Valiente o Saturnino González, y los 'populares' Pilar Vargas y Julia Ferreira, entre otros.

También estaban presentes, entre otras autoridades, el director de la Academia de Tráfico de la Guardia Civil de Mérida, José Luis Navarro; el inspector jefe de la Policía Nacional de la misma ciudad, Francisco González; y el inspector de la Policía Local de la capital extremeña, Francisco Paredes.