El Ministerio de Energía muestra su "satisfacción" con el acuerdo "de buenos vecinos" con Portugal sobre Almaraz

Interior de una central nuclear
EUROPA PRESS
Publicado 21/02/2017 17:14:59CET

MADRID/MÉRIDA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Energía, Industria y Agenda Digital acoge con "satisfacción" el acuerdo entre los Gobiernos de España y Portugal sobre la disputa acerca del almacén de residuos de la central nuclear de Almaraz, indicaron a Europa Press en fuentes del departamento dirigido por Álvaro Nadal.

El acuerdo responde al comportamiento "lógico entre buenos vecinos", que desean resolver cualquier diferencia "pronto y bien", y "así se ha hecho entre dos países que siempre han mantenido el diálogo sobre el asunto", explican las fuentes.

La consecución del acuerdo se produce poco después de los encuentros celebrados entre las máximas autoridades portuguesas en competencia medioambiental y, por otro lado, Nadal y la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

Conforme al acuerdo amistoso alcanzado entre España y Portugal para resolver la disputa por la construcción de un almacén de residuos en la central nuclear de Almaraz (Cáceres), Lisboa se compromete a retirar la denuncia que interpuso ante Bruselas y Madrid, a trasladar toda la información "relevante" en materia de medio ambiente y seguridad nuclear.

La solución ha sido anunciada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro de Portugal, Antònio Costa, en una declaración conjunta firmada también por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien ha ejercido de mediador entre las partes.

El compromiso pactado establece un proceso de consulta y diálogo constructivos entre Madrid y Lisboa, con el objetivo de resolver la controversia creada y que incluirá la visita de expertos portugueses y de la Comisión a la central cacereña en los próximos días, según detalla la Comisión.

La delegación viajará tan pronto como sea posible a Almaraz y en ella irán representantes de las direcciones de Medio Ambiente y de Energía del Ejecutivo comunitario, así como miembros del Gabinete de Juncker. El objetivo es conocer la tecnología y las características de seguridad previstas en la central.

Esto abre un periodo de dos meses de consulta y estudio durante el que, según la declaración firmada por Rajoy y Costa, España "no emitirá ni ejecutará la autorización" para comenzar las operaciones del almacén.

Ese tiempo se empleará, por contra, para "examinar y tomar en consideración" las reservas lusas al proyecto y para contemplar medidas posibles para abordar estas dudas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies