Nevado "no" se plantea "en un principio" acudir a la vía judicial para no aplicar el canon regional del agua

Elena Nevado, Alcaldesa De Cáceres
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 16:29:38 CET

CÁCERES, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Cáceres "no" se plantea "en un principio" acudir a la vía judicial para evitar que se aplique en la ciudad el canon de saneamiento creado por el Gobierno de Extremadura (GobEx) para gravar la utilización del agua.

Así lo ha manifestado este martes la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, ante la reciente decisión tomada por el Ayuntamiento de Badajoz de sí acudir a la vía judicial para pedir la nulidad de dicho impuesto, tras presentar las mismas alegaciones que el consistorio cacereño.

En este sentido, cabe recordar que el Ayuntamiento de Cáceres presentó alegaciones al impuesto del Ejecutivo regional con el argumento de que el usuario cacereño ya paga más por obras de mejora en infraestructura de la red.

Tras la decisión adoptada por el consistorio de la capital pacense, Nevado ha incidido en que el ayuntamiento cacereño "respetará el procedimiento judicial" porque entiende que una vez que se va a llevar este asunto a los tribunales de justicia, "la sentencia que se pronuncie va a afectar absolutamente a todos".

"Por lo tanto duplicar el gasto de un proceso que ya ha tomado la iniciativa otro ayuntamiento, en un principio, no nos lo planteamos", ha dicho la regidora cacereña a preguntas de los medios tras la presentación de una concentración internacional de motos que tendrá lugar en la ciudad.

"No vamos a incurrir en gastos innecesarios porque esa eventual sentencia afectará a todos los ayuntamientos de Extremadura", ha reiterado.

"NO A COSTA EXCLUSIVA DEL CIUDADANO"

Cabe recordar que este impuesto creado por el Ejecutivo regional consiste en la aplicación del tributo sobre el agua con el fin de conseguir fondos con destino a sufragar obras de infraestructuras en materia de potabilización o saneamiento.

Sin embargo, la regidora cacereña ha indicado que en el caso de que ese impuesto finalmente prosperara, la intención del equipo de Gobierno local es que "no sea a costa exclusiva de los ciudadanos, sino que sea también a costa del beneficio industrial de la empresa concesionaria" del agua de Cáceres que en este caso es Acciona.

Por último, ha incidido en que el ayuntamiento "va a intentar paliar el impacto de cualquier impuesto en el recibo del agua" porque, a su juicio, "los cacereños ya han hecho un esfuerzo importante".

"Hay que ser sensibles y trabajar para que el ciudadano sufra el menor impacto posible en su bolsillo", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies