Pallero advierte de que Extremadura no aceptará un modelo de financiación negociado bilateralmente por una comunidad

Actualizado 09/04/2008 14:26:47 CET

La vicepresidenta de la Junta avanza que este asunto será "el caballo de batalla de esta legislatura"

MÉRIDA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera de la Junta de Extremadura, Dolores Pallero, puntualizó hoy que el Gobierno regional no aceptará "en ningún caso" un modelo de financiación autonómica que sea negociado bilateralmente por una comunidad autónoma y el Estado, y defendió que "tiene que ser el Consejo de Política Fiscal quien lo decida".

Recordó que el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, recabó ayer, en su discurso de investidura, al apoyo y el consenso del PP sobre la cuestión de la financiación autonómica que, en su opinión, "va a ser el caballo de batalla de esta legislatura". Al respecto, insistió Pallero en que tiene que ser el Consejo de Política Fiscal quien decida el modelo de financiación, "con el consenso de todos y teniendo en cuenta la pluralidad y diversidad del país". Asimismo, reiteró que a la Administración autonómica de Extremadura le gusta el actual modelo y no aceptará otro peor o que perjudique a la región.

La vicepresidenta efectuó estas declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de la inauguración de unas jornadas sobre comunicación social en Extremadura, organizadas por la Federación de Servicios Públicos de UGT de Extremadura en Mérida.

BALANZAS FISCALES.

Además, reiteró Pallero que el Gobierno extremeño no está de acuerdo con la publicación de las balanzas fiscales. "Estamos en contra por una cuestión de principios, entendemos que los derechos y deberes que tenemos todos los españoles los tenemos por estar amparados por el mismo marco constitucional", explicó.

A su juicio, la publicación de las balanzas parte de un concepto "erróneo" de que quienes tributan son los territorios pero "son los ciudadanos, quienes en definitiva, son los destinatarios de las políticas públicas".

También apuntó que la Junta de Extremadura "no teme ningún ejercicio de transparencia" y añadió que si se trata de ser transparentes habría que poner encima de la mesa "también otro tipo de balanzas". "Lo que sí nos preocupa es que algunos utilicen las balanzas fiscales para socavar el papel que debe tener el Estado, que no es otro que el de cohesionar el territorio", agregó.