Pereira sostiene que el campamento rumano de Mérida "no es una cuestión de seguridad pública"

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Actualizado 20/10/2010 17:20:12 CET

La delegada del Gobierno en Extremadura dice que se trabaja para ofrecer mejores condiciones de vida a estos ciudadanos

CÁCERES, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, ha recordado que el campamento de rumanos que se ha asentado en Mérida (Badajoz) "no es una cuestión de seguridad pública" porque "no están cometiendo ningún delito", y ha recordado que son ciudadanos de la Unión Europea por lo que "pueden residir y trabajar en España".

Dicho esto, ha aclarado que se trata de una "cuestión administrativa" ya que la acampada libre en lugares no estipulados para tal fin está prohibida en la región "sobre todo por cuestiones higiénico-sanitarias", por lo que desde el Gobierno, la Junta y los ayuntamientos se trabaja --ha dicho-- para "mejorar las condiciones de vida" de estas personas.

En un encuentro con los medios de comunicación tras la inauguración de las XVII Jornadas de Estadística de Comunidades Autónomas que se celebra en Cáceres, Pereira ha recalcado que "cada vez son menores los campamentos que se producen en nuestra comunidad autónoma" y que cuando ciudadanos de otros países vienen a buscar trabajo o "una manera de subsistir" lo hacen "en mejores condiciones".

"Pero también hay que tener en cuenta sus costumbres que son vivir de una manera nómada y lo que queremos es ayudarles a que lo hagan en las mejores condiciones y en condiciones de dignidad y en eso trabajamos con los ayuntamientos", ha incidido Pereira.

"Hay que recordar que son ciudadanos de la Unión Europea con derecho a circular, a residir y a trabajar en España en las mismas condiciones que los españoles, es decir con los mismos derechos y las mismas obligaciones", subraya la delegada del Gobierno.

No obstante, Pereira ha insistido en que la ley prohíbe la acampada libre por lo que "se les ha instado en primer lugar a que abandonen esos campamentos que no reúnen los requisitos para vivir con dignidad y para ser atendidos o acceder a otro tipo de ubicación donde sí están permitidas esas acampadas o bien que utilicen otras formas de vida", ha concluido.