El PP de Mérida reitera su petición de cese del delegado del Cultura por su política de "mentiras"

Actualizado 09/04/2008 16:53:36 CET

MÉRIDA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Popular de Mérida reiteró hoy su petición al alcalde de Mérida, Ángel Calle, para que se cese de sus funciones públicas al delegado de Cultura y Participación Ciudadana de la capital autonómica, Julio Cesar Fuster, por su "reiterada política de mentiras y falsas acusaciones contra el Partido Popular".

En nota de prensa, la formación popular indicó que Fuster "acusó públicamente a los concejales del PP de no hacer sus deberes, basando esta afirmación en una falacia". Dicho partido explicó también que los hechos se remontan al mes de marzo, cuando la responsable de Participación Ciudadana del anterior equipo de gobierno local (del PP), Magdalena Moreno, criticó en rueda de prensa la decisión del gobierno municipal de "no poner en marcha las Juntas de distrito".

Ante esto, recordó el PP, "el edil del área de Participación Ciudadana argumentó que el PP debía hacer los deberes, puesto que aún no había contestado un escrito enviado en septiembre en el que se solicitaba los nombres de los concejales populares que iban a formar parte de los cinco distritos".

El PP aseguró que este argumento es "una absoluta mentira" sobre la que pidió explicaciones en la Comisión de Participación Ciudadana celebrada el pasado jueves y "en la que Fuster no pudo demostrar la existencia de la referida comunicación y sobre la que afirmó que se habría perdido, ya que el tampoco lo encontraba".

En esa misma reunión Fuster afirmó, según la formación popular, "que la participación ciudadana no se hace de un día para otro. Tampoco los distritos y que probablemente ni siquiera en esta legislatura podrían ver la luz".

Estas declaraciones, explican los populares, les hacen ratificarse en sus argumentos de que a pesar de las reiteradas declaraciones del Partido Socialista, cuando estaba en la oposición y ahora en el gobierno, sobre la importancia de la Participación Ciudadana, "sólo es un argumento demagógico que no piensan poner en marcha de manera efectiva".

Ante estos hechos que considera como un "despotismo irrefutable y una deslealtad suprema con la institución y con el respeto que la gestión municipal y sus representantes merecen", el Grupo Municipal Popular reiteró su petición, por segunda vez en menos de 15 días, de destitución de Julio César Fuster.