El presidente de la Fempex destaca que la reforma de la Administración Local es "una buena ley" para los ayuntamientos

Publicado 17/12/2013 18:10:38CET

PLASENCIA (CÁCERES), 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (Fempex), Fernando Pizarro, ha destacado a Europa Press que la ley de reforma de la administración local aprobada por el Senado es "una buena ley para los ayuntamientos".

Entre las alegaciones aceptadas, ha destacado que se encuentra el mantenimiento de las Entidades Locales Menores (ELM) o en "el sueldo de los alcaldes de municipios menores de 1.000 habitantes" que se mantiene también.

Además, para Fernando Pizarro, el papel de las diputaciones es el de "una administración subsidiaria", de tal forma que para aquellos casos en los que un ayuntamiento "no pueda ofrecer sus servicios por cualquier cosa, la diputación será una administración tutelar para que a los ciudadanos no les falten esos servicios".

Una asunción de competencias por parte del órgano provincial que para "el mantenimiento de la autonomía municipal" sólo podrá realizarse "tras solicitud o aprobación" del ayuntamiento afectado, señala.

Ha añadido que cuestiones como las competencias en educación de los ayuntamientos tendrán que esperar a una futura ley de financiación de las comunidades autónomas ya que serán las comunidades autónomas las co-responsables de la vigilancia, limpieza y mantenimiento de los edificios de educación primaria e infantil.

Según el presidente de la Fempex, los ciudadanos "van a notar una mejora" en los servicios municipales porque si alguien entre la población "tiene incertidumbre porque los servicios que tiene que dar su ayuntamiento no los puede ofrecer, porque la situación económico-financiera de ese consistorio es mala" lo que hace la ley "es que a ningún ciudadano le falte ni uno solo de los servicios que legalmente un ayuntamiento tiene que mantener".

Por ello, ha indicado que la ley lo que hace también es "eliminar cualquier atisbo de problema que pudiera tener un ayuntamiento por cuestiones económicas" en relación a la prestación de servicios.

SERVICIOS

Fernando Pizarro ha querido expresar que en "ningún caso" esta ley supone o permite "el despido masivo de funcionarios" ni que es una norma que abra la puerta a "las privatización de servicios", sino que permitirá que "los servicios se den en las mejores condiciones posibles".

Asimismo, las enmiendas que no han sido admitidas, eran "cuestiones menores", según Pizarro, y su rechazo se ha debido a cuestiones con "la legalidad y a las cuestiones jurídico administrativas de las propias alegaciones".

La previsión es que esta ley vaya poniéndose en vigor a lo largo del año 2014 y 2015, y se terminará de implantar en 2016.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies