Los Príncipes presiden un sentido funeral ante más de 200 familiares y compañeros de los fallecidos en Líbano

Actualizado 26/06/2007 20:34:03 CET

Rodríguez Ibarra estuvo presente junto a otros responsables institucionales y representantes de la política nacional

MADRID/MÉRIDA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los Príncipes de Asturias don Felipe y doña Letizia presidieron hoy en la base de Paracuellos del Jarama (Madrid) de la Brigada Paracaidista (BRIPAC) el funeral de Estado por los seis militares del Ejército español fallecidos el pasado 25 de junio en un atentado terrorista en Jiyam (Líbano), una ceremonia religiosa marcada por la solemnidad, el dolor de los más de 200 familiares y compañeros de armas y por el homenaje tributado por la BRIPAC a sus seis compañeros muertos.

Entre los personalidades presentes en el acto estaba el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Cabe indicar que uno de los seis soldados, el soldado Jonathan Galea García, será enterrado esta tarde en el cementerio de la localidad pacense de Fuente del Arco, de donde son naturales sus padres.

Ataviado con el uniforme de comandante del Ejército de Tierra, don Felipe presidió por primera vez una ceremonia fúnebre militar, al igual que doña Letizia, que vestía de riguroso luto y lloró en los momentos más emotivos de los actos, cuando los paracaidistas entonaron los himnos de Infantería y 'la muerte no es el final', ambos interpretados también por el Príncipe.

Los momentos más sentidos y solemnes fueron la llegada y retirada de los seis féretros cubiertos con la bandera de España y la boina negra paracaidista y portados a paso fúnebre lento por sus compañeros a , la imposición por parte del Príncipe de la Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo sobre los seis ataúdes, y la interpretación de la oración paracaidista y del ideario paracaidista de la voluntariedad, que proclama que "la misión con más riesgo y fatiga es la misión con más honor".

Oficiado por el arzobispo general castrense, Francisco Pérez, el funeral congregó a más de 200 familiares, allegados y compañeros de armas de los seis 'cascos azules' que perdieron la vida el 25 de junio en Jiyam (Líbano). Además de los Príncipes, asistieron a los actos el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, entre otras autoridades.

A su llegada a la base, los Príncipes de Asturias saludaron afectuosamente a los familiares y allegados de los militares fallecidos en la tribuna reservada para ellos, que congregó a un total de 198 personas.

Durante la ceremonia religiosa, el arzobispo general castrense recordó las palabras que Juan XXIII dedicó a los paracaidistas --"Los que tantas veces bajáis del cielo tenéis que volver a él"-- y agradeció la misión cumplida por los seis fallecidos. "Han entregado su vida por el mundo necesitado de paz", subrayó.

La misa funeral dio paso al tradicional homenaje a los caídos, en esta ocasión con una carga emotiva mucho mayor que en cualquier parada militar, tanto que alcanzó a familiares, autoridades e, incluso, al propio portaestandarte que bajaba la enseña paracaidista en honor de los seis fallecidos.

Después, los paracaidistas de la base de Paracuellos entonaron al unísono y con fuerza el himno 'La muerte no es el final', el himno de Infantería y la oración paracaidista, para finalizar con el ideario de voluntariedad de los caballeros y damas legionarios paracaidistas, que reza: "la misión con más riesgo y fatiga es la misión con más honor".

Los actos de despedidas de los seis soldados del Ejército español muertos el pasado 25 de junio en Líbano concluyeron poco antes de las 14.00 horas, con el saludo militar del Príncipe a los familiares.

Además de los Príncipes, el presidente del Gobierno y la cúpula militar y ministerial de Defensa, asistieron a los actos fúnebres la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; el presidente del Supremo, Antonio Hernando; el presidente del Congreso, Manuel Marín; el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda; el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; los presidentes de las comunidades de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y Madrid, Esperanza Aguirre; el consejero de Presidencia e Interior de Madrid, Francisco Granados, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

También estuvieron presentes los portavoces de diferentes grupos parlamentarios, como Eduardo Zaplana (PP), Durán i Lleida (CiU), Josu Erkoreka (PNV), Begoña Lasagabaster (EA) y Gaspar Llamazares (IU), así como la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, y el ex presidente de la Comunidad de Madrid y presidente de la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, Joaquín Leguina.