Rajoy se compromete a reducir a "más de la mitad" la tasa de paro "como ya lo hizo el PP en el año 1996"

Actualizado 11/12/2010 15:54:36 CET

El líder nacional del PP asegura que "tanto talante" ha llevado a Zapatero a tener que decretar el Estado de Alarma

CÁCERES, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, se ha comprometido a que si gana las elecciones en 2012, a reducir "a más de la mitad" la tasa de desempleo del país "como ya lo hizo el PP en 1996". "Supimos hacerlo entonces y volveremos a hacerlo ahora", ha dicho.

Rajoy, que ha participado en Cáceres en un acto de presentación de candidatos a las elecciones municipales y autonómicas, ha recordado en su intervención que en 1996 la tasa de paro estaba en el 22 por ciento y que cuando el PP abandonó el Gobierno en 2004, se encontraba en el 10 por ciento de la población activa. "Ésa es la herencia que recibimos y ésa es la herencia que les dejamos, es el balance de unos y de otros", ha aseverado recordando que en la actualidad 20 de cada cien españoles en edad de trabajar están en paro.

"Estamos preparados, dispuestos y deseosos a volver a hacer lo que hicimos desde 1996 y rebajar la tasa de desempleo a más de la mitad, porque no nos vamos a resignar a estar en un país donde más de cuatro millones de personas quieran trabajar y no puedan hacerlo", subraya.

En este sentido, ha criticado la actitud del Gobierno de Rodríguez Zapatero por haber "engañado a los españoles" respecto a la situación económica del país y por haber gobernado "desde la improvisación" y "las ocurrencias". "Nuestro reto es que se olvide pronto esta mala pesadilla que hemos vivido los españoles con este gobierno", ha aseverado.

Según el líder del PP nacional, para gobernar un país se necesitan "cinco lecciones", que son "decir siempre la verdad", "austeridad en el gasto", "hacer reformas y no vivir de la herencia", "no improvisar" y "fijar un plan de actuación a medio y largo plazo".

En este sentido cree que "la mejor lección que se puede sacar de la crisis es decir siempre la verdad" porque "negar la existencia o inventarse brotes verdes no sirve para nada" y "conduce a la situación que estamos viviendo".

En cuanto a la austeridad en el gasto, ha indicado que "el dinero público no cae del cielo" sino que "es de la gente que paga impuestos" y por eso "hay que respetar al ciudadano y usar bien su dinero", ha manifestado, al tiempo que ha recordado que el déficit público se ha aumentado en 13 puntos en tres años y la deuda pública ha ascendido a 280.000 millones de euros.

Otras "lecciones" de Rajoy son "hacer reformas" porque "no se puede vivir de la herencia y de la inercia permanentemente" y "fijar un plan", además de "medir las promesas que se hacen".

En cuanto a la "improvisación" del Gobierno de Zapatero, ha recordado que primero "se aprobaron los 400 euros del IRPF, el cheque bebé, y los 426 euros del subsidio de desempleo y lo han liquidado todo". "No se puede presumir de lo que al final la historia demuestra que era mentira" porque "en la vida, los vaivenes, las genialidades y las ocurrencias no suelen funcionar", ha aseverado.

TALANTE Y ESTADO DE ALARMA

Para resumir "lo que está pasando en el país", Rajoy ha enumerado algunos de los hechos que han ocurrido "en la última semana" en la que "hubo de nuevo problemas con los mercados", "problemas con Marruecos", "no se acude a la Cumbre Iberoamericana", "hay nuevos recortes sociales" y "para postre el plante de los controladores aéreos".

A juicio de Rajoy "tanto talante" es lo que ha llevado a Zapatero a tener que "decretar, por primera vez en la historia de la democracia, el Estado de Alarma" , algo que el Gobierno tuvo que hacer "porque no le quedaba otro remedio", según ha apuntado, porque "hicieron las cosas tan mal que no les quedaba otra salida". "Ése es el efecto de quien no se toma las cosas en serio", ha sentenciado.

En su intervención ante más de 1.500 personas en el pabellón municipal Juan Serrano Macayo de Cáceres, Rajoy ha repasado los logros obtenidos por el PP en los últimos tiempos en los que ha recuperado el Gobierno de Galicia, ha propiciado un cambio político en el País Vasco, ha ganado las elecciones europeas, y "ha obtenido el mejor resultado de su historia en las elecciones de Cataluña".

"La historia demuestra que lo que parece muy difícil también se puede conseguir siendo serio, diciendo cosas sensatas y explicando a la gente las propuestas aunque a veces no les gusten", ha enfatizado Rajoy que ha ofrecido a los españoles "menos sobresaltos y más seguridad", "menos desempleo y más trabajo", y "menos chapuzas y más sentido común" porque "España y Extremadura no tienen hoy un problema de ideologías, sino un gobierno que no sabe resolver los problemas de los ciudadanos", ha concluido.

CAMBIO EN EXTREMADURA

Este acto público ha servido para presentar al candidato del PP a la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, de quien Rajoy ha dicho que va a protagonizar "por primera vez en la historia de la región la alternancia en el poder" porque "las cosas se pueden y se deben hacer mejor" y porque "Extremadura no se puede resignar a tanto desempleo y a ser la región de España donde hay más jóvenes que quieren y no pueden trabajar".

"En Extremadura va a haber un cambio porque después de 30 años el proyecto de los que llevan toda la vida se agotó" ha añadido, mientras recuerda que Monago "conoce los problemas de la región", "ha inundado el parlamento de Extremadura con infinidad de propuestas" y "ha sabido acordar cuando el interés general así lo exigía", en relación a los acuerdos alcanzados con el Gobierno extremeño en materia de Educación o la reforma del Estatuto de Extremadura, entre otros.

Además también ha sido presentada la candidata a la alcaldía de Cáceres, Elena Nevado, que será, según Rajoy "una alcaldesa de primera para una ciudad de primera". "Cáceres es una ciudad con solera, con historia, con tradición, de esas ciudades de las que los españoles nos sentimos orgullosos y necesita una alcaldesa a la altura de la ciudad y por eso dentro de 162 días va a haber una alcaldesa como Dios manda", ha apuntado.

"Le ofrecemos a los vecinos de Cáceres lo mejor porque Elena Nevado va a estar a la altura de las circunstancias y hoy la ciudad no tiene una alcaldesa de primera, pero la va a tener dentro de 162 días", ha añadido el presidente de los 'populares'.

Rajoy ha augurado también un cambio de signo político en Plasencia, actualmente gobernada por el PSOE, pero no así en Badajoz porque "hay que cambiar cuando los hay mejores que los que están, pero hay otros que están que ya son los mejores y por eso en Badajoz no se cambiará", ha concluido en alusión al regidor pacense, Miguel Celdrán, que repite como candidato por el PP tras cuatro legislaturas al frente del Ayuntamiento de Badajoz con mayoría absoluta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies