STE-Ex incide en que el curso comienza desoyendo la reclamación de "retrasar" el comienzo de la educación no obligatoria

Actualizado 12/09/2010 15:50:30 CET

MÉRIDA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sindicato STE-Ex ha incidido en que el inicio de curso 2010-2011, que en la región se inaugura mañana, comienza desoyendo la "continua reclamación" por parte de los sindicatos de "retrasar más" el comienzo de las clases de la educación no obligatoria.

En nota de prensa, STE-Ex ha justificado que dicha incorporación "tan temprana" generan "problemas organizativos" entre los que se encuentran que un "gran número de interinos" no se han incorporado y que la recepción al nuevo alumnado no es la "correcta".

La incorporación a las aulas de los alumnos y alumnas extremeños se producirá en la semana del 13 al 17 de septiembre; primero lo harán infantil y primaria junto con secundaria el día 13, luego el día 15 bachillerato, para completar el día 17 con la incorporación de los alumnos de FP y de las Escuelas de Idiomas.

Por otra parte, según ha lamentado el sindicato, este curso se aumenta en un día más el calendario escolar, pasando de 175 a 176 días lectivos y ha incidido en que la "obsesión de la sociedad por conciliar la vida familiar y laboral a costa del sistema educativo, está generando una carga lectiva desmesurada y desmedida, criticada por cualquier psicólogo especializado en el desarrollo infantil".

De la misma manera, ha hecho hincapié en que este curso escolar estaba destinado a coincidir con la aprobación de la Ley de Educación de Extremadura, emanada de un acuerdo entre PP y PSOE "ajeno al profesorado", aunque "parece que las disputas políticas podrían retrasar su aprobación", de lo cual STE-Ex "se congratularía".

Según expone STE-Ex en el comunicado, la LEEx "tal y como está redactada", es "negativa para la sociedad y supone una lesión de derechos para el profesorado", ya que una "mejora de la calidad de la enseñanza pasa además por reformas estructurales, y no por iniciativas que consoliden un sistema equivocado y del cual, tras años de fracaso, estamos pagando las consecuencias".

"El deterioro de la Escuela Pública por parte de los actuales dirigentes parece un proyecto deliberado, formando parte de un ataque a los pilares del estado del bienestar. Aparte de sueldos y prestaciones sociales, los actuales gobiernos socialistas están recortando derechos de los trabajadores en la reforma laboral, y se disponen a retrasar la edad de la jubilación. Parece ser que lo próximo será el copago sanitario, mientras que en Educación, como denunciamos, con las respectivas Leyes de Educación autonómicas, están dejando la puerta abierta para la gestión privada", ha asegurado.

De esta forma, los efectos en Extremadura se "dejan ver ya" en el número de profesores que "disminuye día a día", siendo "especialmente drástica" la reducción de plantilla de este año; se "fusionan centros educativos"; en los centros, los profesores "aprenden a convivir" con el hecho de impartir otras asignaturas de las que no son especialistas; y no hay una "atención individualizada y específica" a muchos de los alumnos con necesidades educativas especiales. Por el contrario, las tasas de abandono "son enormes y continúan aumentando" en la región, ha indicado STE-Ex.