Los técnicos municipales rechazan la mina de Cáceres y la alcaldesa confía en que el asunto no acabe en los tribunales

Publicado 11/04/2018 14:53:11CET

CÁCERES, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los técnicos de Medio Ambiente y de Urbanismo del Ayuntamiento de Cáceres se muestran contrarios a la modificación del Plan General Municipal (PGM) de la ciudad para que se permita el uso extractor en la zona de La Montaña de Cáceres y se pueda continuar con el proyecto de la mina de litio a cielo abierto que ha presentado la empresa Tecnología Extremeña del Litio (TEL).

TEL había solicitado una recalificación urbanística para poder sacar adelante su proyecto y los técnicos municipales no ven justificación para modificar la norma urbanística aprobada en 2010, por lo que estos informes se llevarán a la Comisión de Urbanismo que se celebra este jueves, día 12, y una vez dictaminados llegarán al Pleno municipal del jueves, día 19, donde se debatirá, y los grupos políticos tendrán que votar a favor o en contra de esa modificación del plan de urbanismo.

Todo parece indicar que no se llevará a cabo la modificación porque tanto PP como PSOE y Cáceres Tú (Podemos), que suman 21 de los 25 concejales, ya han adelantando su postura contraria a esta modificación urbanística y solo Ciudadanos (Cs), con cuatro ediles, no ha dejado claro cuál será su voto cuando el asunto llegue a la Comisión de Urbanismo y al posterior Pleno.

La alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, ha señalado este miércoles a los medios que esos informes ponen encima de la mesa que el proyecto de la mina "choca frontalmente" con el modelo de desarrollo de Cáceres y dejan claro que La Montaña "es suelo protegido que da riqueza".

Nevado ha mostrado su satisfacción por que los informes de los técnicos avalen que "Cáceres no quiere un proyecto como el de la mina" y que el PGM contempla un desarrollo distinto a la explotación minera en el paraje de Valdeflores.

"No se trata en decir sí o no a un proyecto sino de cambiar de modelo de planeamiento, y el equipo de Gobierno no está por la labor de apoyar esa modificación", ha reiterado la regidora que espera que los grupos políticos se pronuncien y el asunto entre en vía muerta.

Si finalmente se rechaza la modificación urbanística, el proyecto de la mina de TEL podría sufrir un varapalo que podría jugar su última baza en los tribunales si la empresa decide presentar algún recurso ante la decisión de la corporación municipal de no atender sus intereses.

En este sentido, ha mostrado el "respeto" a la decisión que tome la empresa pero, a renglón seguido, ha indicado que "tiene poca posibilidad de éxito" porque el modelo de ciudad "lo diseñan los ciudadanos cuando eligen a sus representantes en el municipio y no se lo puede apropiar ni hurtar ninguna empresa, ni siquiera un juzgado", ha dicho. "Los cacereños, a través de sus representantes, han dicho no a la explotación minera en la falda de nuestra montaña", ha concluido.

Al ser preguntada por las declaraciones que en su día hizo la consejera de Medio Ambiente, Begoña García, en el sentido de que si no se modificaba el plan de urbanismo la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que tiene que emitir la Junta de Extremadura sería negativa, Nevado ha mostrado su satisfacción y lo ha calificado de "buena noticia".

"Lo acertado es una DIA negativa porque esta ciudad cree en la sostenibilidad y entendemos que el uso extractivo tendría siempre un impacto negativo porque chocaría con la riqueza natural de la zona ya que el proyecto ataca a la fauna y la flora", ha insistido la regidora, quien también se ha referido a la cercanía del Centro de Cirugía de Mínima Invasión. "¿Cómo vamos a tener un centro de referencia internacional al lado de donde se pica una mina?", se ha preguntado.

Según Nevado hay un montón de razones para decir "no a la mina" porque son proyectos "especulativos" que no generan ni la riqueza ni el empleo que prometen.

MANIFESTACIÓN DEL SÁBADO

Respecto a si asistirá a la manifestación que la plataforma 'Salvemos la Montaña' ha convocado para este sábado, día 7, en la ciudad, Nevado ha dicho que "no" entra en sus planes, pero ha reivindicado la calle como un espacio para "decir lo que uno piensa y para pedir lo que uno quiere".

La regidora cacereña ha recordado que, en otras ocasiones, ha asistido a protestas contra la mina en calidad de cacereña y ciudadana y no como alcaldesa, ya que ella "representa a los intereses de todo el mundo", por lo que prefiere que el papel reivindicativo lo asuma la ciudadanía. "Aunque yo creo que la respuesta de Cáceres debe ser un 'No a la mina'", ha concluido.