UPA, COAG y sindicatos firman el convenio del campo extremeño con una subida salarial del 1,5 por ciento para 2011

UPA-Uce, COAG, UGT Y CCOO Firman El Convenio Del Campo Extremeño
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 16:37:45 CET

Incluye una cláusula de revisión salarial del 0,2 por ciento a aplicar en 2012 si al final de este año el IPC sube a un 1,7

MÉRIDA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones agrarias UPA-Uce Extremadura y COAG de la región junto con los sindicatos UGT y CCOO de la comunidad autónoma han firmado el convenio colectivo del campo extremeño, con una subida salarial del 1,5 por ciento en 2011 y una cláusula de revisión de salarios del 0,2 por ciento que se aplicaría en 2012 si al finalizar el presente año el IPC sube hasta un 1,7.

El convenio, que no ha sido suscrito por APAG Extremadura Asaja y Asaja Cáceres, afecta a 65.000 trabajadores aproximadamente y a unas 12.000 empresas que realizan contrataciones en el sector agrario en la región. Supone una "continuidad" del convenio anterior y busca la "estabilidad" del sector, ha indicado el secretario general de UPA-Uce en la región, Ignacio Huertas.

Según ha explicado Huertas en rueda de prensa, las organizaciones no firmantes planteaban una diferencia salarial por debajo de la acordada. Ha señalado que el planteamiento de Apag y Asaja contemplaba "una diferencia de 0,2 por ciento" entre lo que estas organizaciones agrarias estaban dispuestas a aceptar y lo que finalmente se ha firmado.

"Dos décimas significan a penas siete céntimos al día", ha indicado el representante de UPA-Uce, quien ha precisado que la subida salarial acordada del 1,5 por ciento supone para el presente año 54 céntimos más por día de trabajo, incremento al que tendrán que hacer frente los agricultores y ganaderos que contraten a trabajadores en 2011.

ACUERDO "EQUILIBRADO" PARA AMBAS PARTES

Ignacio Huertas ha comparecido ante los medios en rueda de prensa en Mérida junto con el presidente de COAG de Extremadura, Juan Moreno, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO de la región, Antonio Santiago 'Candelo', y su homóloga de UGT, Raquel López.

Huertas ha explicado que el sector agrario pasa por una situación "complicada" y "no tiene capacidad para hacer grandes esfuerzos", un contexto en el que los firmantes del convenio han pretendido que "no continúe la incertidumbre durante más tiempo" y llegar a un acuerdo "equilibrado" para ambas partes ante el comienzo de campañas agrarias importantes.

Ha señalado que la negociación se ha centrado en la subida salarial, cerrada en un 1,5 por ciento e incluyendo la citada cláusula de revisión salarial del 0,2 que se aplicaría si el IPC en diciembre subiera a un 1,7 por ciento. "Cosa que evidentemente todos creemos que sí", ha apostillado.

La subida salarial se empieza a aplicar a partir de la firma del convenio, ha añadido el representante de UPA-Uce, quien ha aclarado que la cláusula de revisión no tendrá efecto para el año 2011 sino "a partir del 1 de enero de 2012", de manera que los empresarios "no se vean obligados a hacer a final de año ningún tipo de modificación o equilibrio".

El secretario general de UPA-Uce Extremadura ha considerado que el planteamiento que hacían las organizaciones agrarias no firmantes del convenio "no contemplaba prácticamente diferencias sustanciales" con lo acordado. En este sentido, Juan Moreno ha dicho que APAG y Asaja planteaban un "desvío insignificante".

Según el presidente de COAG en la región, el convenio, firmado por un año, es "similar" al del año pasado y se ha acordado "partiendo desde la responsabilidad y de las mínimas diferencias que había en las mesas de negociación".

El secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO de la región, ha indicado que se ha hecho un "esfuerzo" para llegar a un acuerdo "importante" para la comunidad autónoma y que fuera "el mejor posible" en una situación "anómala" y "complicada" del sector agrario.

'Candelo' ha dicho que "todos" han "tenido que ceder" en sus pretensiones y ha considerado que la subida salarial del 1,5 por ciento "está dentro de la lógica y la normalidad". Sobre la postura de APAG y Asaja, ha dicho que le "sorprende" su "desmarque" y el "catrastrofismo que plantean", a lo que ha añadido que "este año no estaban por la firma del convenio".

"Consideramos que es un buen convenio para el sector de la agricultura", ha remarcado el representante de CCOO, quien ha agregado que los firmantes del acuerdo seguirán reuniéndose para analizar la situación del sector y abordar con las administraciones las necesidades de los trabajadores del campo.

Además, se han propuesto "ver de qué forma" son "capaces de salir de la mejor manera posible" de las situaciones difíciles, al tiempo que consideran que de cara al futuro hay que abordar "muchos temas" como por ejemplo la formación.

"EJERCICIO DE RESPONSABILIDAD"

Por su parte, la secretaria general de la Federación Agroalimentaria de UGT de la región ha destacado el "ejercicio de responsabilidad importante" realizado por las organizaciones profesionales agrarias y sindicatos firmantes para "consensuar" un acuerdo que será "muy positivo" para la parte empresarial y de los trabajadores.

Raquel López se ha referido a la "asignatura pendiente" de ir trabajando en el articulado del convenio para adaptarlo a las legislaciones sobre aspectos como la salud laboral.

Además, ha destacado que el convenio del campo es "el único" que "se trastoca siempre" y ha reivindicado "ser serios" en este tema y que las partes implicadas "lleven interlocutores válidos" a las reuniones para tomar acuerdos consensuados, de manera que los próximos convenios se firmen "en tiempo y forma", a primeros de año cuando comienzan las campañas.

Finalmente, la representante de UGT ha añadido que los trabajadores del medio rural de Extremadura "estarán contentos con este convenio" y ha asegurado que las partes que han suscrito el acuerdo velarán por el cumplimiento del mismo en su totalidad.