Valentín Cortés alerta de que el antiguo hospital 'San Sebastián' de Badajoz "podría quedar sin seguridad"

El presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, respondió hoy a los
DIPUTACIÓN DE BADAJOZ
Actualizado 05/07/2015 7:27:18 CET

BADAJOZ, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, ha alertado de que el antiguo hospital 'San Sebastián' de la capital pacense que se proyectaba habilitar como Parador "podría quedar sin seguridad".

Cortés ha concretado que, en la mañana de este jueves, "empleados de la empresa de seguridad contratada por Turespaña que custodia el edificio quisieron devolver a la Diputación las llaves del mismo al haber finalizado, al parecer, su contrato".

"Me he negado rotundamente a aceptarlas porque, insisto, el edificio no es nuestro", ha destacado Cortés, quien ha lamentado el tiempo que "transcurrirá" desde la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, en los que se ha incluido la partida para arreglar los desperfectos del inmueble, "hasta la reversión efectiva del edificio".

"Un tiempo en el que podrían producirse más daños en el inmueble y, por tanto, no se ajustaría a esa valoración inicial", ha advertido Cortés, según informa la Diputación en nota de prensa, tras ser preguntado por su valoración ante el anuncio de la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, de que se está preparando una partida económica para los próximos presupuestos para revertir el edificio del hospital provincial a la institución pacense.

Sobre este asunto, Valentín Cortés ha asegurado "desconocer este propósito" y ha recordado los pasos dados hasta ahora por la institución provincial, "que finalizaron hace un par de meses cuando se aceptó una valoración de los daños en el edificio en 525.000 euros".

Ha rememorado además que, desde la institución que preside, "siempre se ha puesto la mejor voluntad para llegar a un acuerdo desde que Turespaña, a quien cedió la Diputación la propiedad del edificio, anunció que no realizaría el prometido Parador", así como que "en febrero del próximo año finaliza el plazo para la reversión y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo tendría que pagar a la Diputación algo más de 20 millones de euros, cantidad en la que está valorado el inmueble que acogió en su día el hospital provincial", concluye el comunicado.