Varios municipios pacenses mejoran la calidad de su servicio eléctrico con dos nuevas líneas de media tensión

Publicado 22/01/2014 16:12:37CET

MÉRIDA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Técnicos de Endesa han finalizado los trabajos de ejecución y puesta en servicio de dos nuevas líneas de media tensión (20 kilovoltios) para reforzar la alimentación de energía eléctrica en parte de la zona rural del oeste de la provincia de Badajoz, entre los municipios de Almendral y La Parra.

Con ello, estos municipios y los de Torre de Miguel Sesmero, Nogales y La Morera, principalmente, verán "asegurada y mejorada" la calidad del servicio eléctrico al recibir energía desde líneas complementarias a las que ya disponen.

Las nuevas líneas, cuya ejecución ha supuesto una inversión de 350.000 euros sufragados por el instalador, permiten realizar un reparto de cargas más equilibrado gracias a la reconfiguración de la red en la zona, "dotándola de mayor fiabilidad y capacidad".

Además, "suponen nuevas alimentaciones eléctricas de apoyo a las localidades citadas y cubren futuros desarrollos de la zona", ha informado Endesa en nota de prensa.

Estas líneas, denominadas La Torre y Nogales, discurren en aéreo a lo largo de casi todo su trazado desde la subestación ubicada en Torre de Miguel Sesmero y para su ejecución en doble circuito (esto es, dos líneas aprovechando la totalidad o casi la totalidad de una única infraestructura de apoyo) se han utilizado elementos "de última generación que les confieren mayor resistencia y capacidad".

Con más de 7,2 kilómetros de nuevo trazado -para el que se han utilizado 33 postes-- las nuevas líneas añaden nuevas vías para el restablecimiento del suministro en caso de alguna incidencia en las instalaciones y líneas ya existentes.

En su recorrido el cable utilizado es de 110 milímetros cuadrados de sección y con el fin de evitar impactos de aves, dispone de elementos salvapájaros. En los postes, además, se han instalado paraguas antiposadas de aves y cajas anidaderas de cernícalos, mochuelo, carraca y murciélago.

Cabe recordar que la subestación de Torre de Miguel Sesmero, que cuenta con otras cuatro líneas de media tensión, dispone de un transformador 66/20 kilovoltios y 12 megavatios de potencia y está dotada de un Sistema Integrado de Control y Protecciones (SICP).

Esta herramienta "facilita y agiliza su maniobrabilidad" y permite "un mejor y mayor control así como un menor tiempo de respuesta en caso de producirse una interrupción del suministro" gracias a "su interconexión con el Centro de Operación de la Red situado en Sevilla".