Las causas de la muerte súbita en el deporte se analizarán en una mesa redonda en el Colegio de Médicos de Cáceres

Partido de fútbol benéfico
PRIVALIA
Actualizado 05/06/2014 15:39:53 CET

CÁCERES, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las causas por las que se producen los denominados casos de muerte súbita en el deporte se analizarán en una mesa redonda en el Colegio de Médicos de Cáceres, en la que también se profundizarán en las medidas preventivas que se pueden ofrecer a la sociedad.

Una mesa redonda que se celebrará el próximo 11 de junio, en colaboración con el Colegio de Licenciados en Educación Física y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, bajo el título 'Muerte súbita y deporte".

Y es que de un tema de "gran interés", ya que según los datos que aporta el Colegio de Médicos de Cáceres, en España se producen 30.000 casos de muerte súbita al año, 90 por ciento son debidos a cardiopatías isquémicas, es decir, a una enfermedad coronaria, y se producen sobre todo en personas mayores de 30 años.

Esta actividad está abierta a toda la población y tendrá lugar a las 19,00 horas en la sede del Colegio de Médicos en Cáceres, situada en la avenida Virgen de Guadalupe, número 20.

El especialista en Cardiología Félix Palomino ha destacado que "existe un grupo de pacientes en los que la incidencia de muerte súbita es más baja pero muy llamativa", que "son las muertes en deportistas menores de 35 años".

En total, según ha destacado, en España se producen entre unos 100-150 de estos casos anuales que tienen una causa genética y que, en un 20 o 40 por ciento de los casos "son muy difíciles o imposibles de detectar porque son alteraciones eléctricas que se producen sin signos de cardiopatías".

Por su parte, el doctor Ángel Martín Castellanos, especialista en Medicina de Educación Física y Deporte encargado de analizar la importancia del reconocimiento médico preventivo asegura que "la única evidencia científica para intentar prevenir la muerte súbita es realizar un reconocimiento preparticipativo".

Un reconocimiento que siguiendo el protocolo de la Sociedad Europea de Cardiología y la sección de Cardiología del deporte, "debe contemplar como mínimo una historia clínica, exploración física y un Electrocardiograma basal de 12 derivaciones".

La realización de este reconocimiento para la población deportiva en general no está regulado por la administración pública, pero según el doctor Martín Castellanos "debiera ser recomendable o incluso obligatorio porque, la muerte súbita no es evitable en el 100 por cien de los casos pero si es prevenible con un reconocimiento médico deportivo optimizado".

Finalmente, el licenciado en Ciencias del Deporte David Cerro, explicará en esta mesa redonda la planificación de la práctica deportiva.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies