La región dispone de casi 900 plazas para atender el deterioro cognitivo

Visita residencia El Prado
EUROPA PRESS
Publicado 17/03/2015 14:35:07CET

MÉRIDA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma extremeña cuenta con cerca de 900 plazas para asistir a personas que sufren deterioro cognitivo en la región. Del total, 500 pertenecen a centros residenciales públicos y más de 380 a instalaciones privadas gestionadas por entidades del Tercer Sector.

Desde 2011, estas últimas ha visto incrementar en "más del doble" el número de plazas para atender a estos pacientes, pasando de las 150 que había entonces, a las más de 380 de estos momentos.

Así lo ha indicado el consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón, que ha destacado también que en los últimos cuatro años el Plan de atención al deterioro cognitivo de Extremadura (Pidex) ha aumentado en un 20 por ciento el número de usuarios que reciben este tipo de asistencia.

Además, ha puesto de manifiesto la "incorporación" de algunas terapias y tratamientos "muy novedosos" para tratar esta afección neurológica como es la musicoterapia.

"En este año, 11 centros de la comunidad, ya cuentan con un programa de musicoterapia; lo que le va a permitir a los usuarios acceder a nuevos tratamientos", ha señalado Hernández Carrón.

Para el consejero de Salud, se trata de una "apuesta muy importante", tanto del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad) y de la propia consejería, para que estos pacientes "tenga una mejor calidad de vida, un mejor acceso a los tratamientos, y en definitiva, para ir mejorando la respuesta que puede dar la Administración autonómica".

Hernández Carrón ha realizado estas declaraciones durante una visita al centro de Día 'El Prado' de Mérida, donde el Sepad ha invertido 18.000 euros en la mejora de la accesibilidad y para dotarlo de material adecuado, como baño geriátrico, del que adolecía.

INSTALACIONES MÁS ACCESIBLES EN 'EL PRADO'

Concretamente, según ha explicado, el centro emeritense se ha adaptado a las "necesidades de las terapias de rehabilitación en materia de deterioro cognitivo", para que, los residentes cuenten con un material e instalaciones "adecuadas", lo que va a redundar en una "mejora" de su calidad de vida.

Se trata, por lo tanto, de una reforma "integral" que ha permitido trasladar el centro de día, de la primera planta en la que se encontraba hasta ahora, a otra "mucho más accesible, a pie de calle, que va a tener salida directa al jardín, con muchísima amplitud y mejores condiciones para las personas mayores", ha apostillado.

La remodelación del centro, según ha aclarado el consejero a preguntas de los periodistas, ha sido una petición de los trabajadores de 'El Prado' ya que la anterior ubicación era "angosta", estaba "falta de luz", y tampoco tenía acceso a la zona exterior, sumado a la "dificultad" --ha añadido-- de que "no tenían material adaptado, puesto que no existía un baño geriátrico".

Esta inversión --tal y como ha apuntado-- "viene a corroborar la apuesta del Gobierno extremeño por los tratamientos para atender el deterioro cognitivo".

Finalmente, ha agradecido la "colaboración" a los trabajadores del centro durante el acondicionamiento de la nueva zona, al tiempo que ha incidido en que la ubicación actual y material adquirido "ha mejorado mucho" la accesibilidad del espacio, así como también "las condiciones de trabajo de los profesionales" y "sin duda", la "calidad de vida de los residentes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies