El SES aprueba su Plan de Ordenación de Recursos Humanos

Plan
Foto: GOBIERNO DE EXTREMADURA
Actualizado 18/03/2015 15:51:30 CET

MÉRIDA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Servicio Extremeño de Salud ha dado por "finalizada" la negociación en la Mesa Sectorial de Sanidad del Plan de Ordenación de Recursos Humanos 2015-2019 que ha salido "adelante" con el "apoyo" de los sindicatos CSI-F, Satse y USAE, la abstención de UGT y el voto "en contra" de Simex y de CCOO.

   En cualquier caso, y aunque "no" se haya podido contar con el apoyo unánime de todas las organizaciones sindicales presentes en la Mesa Sectorial, el SES cuenta por fin con un instrumento de ordenación de sus recursos humanos, que "debió haberse redactado en 2003", y que será de "gran importancia" durante su período de vigencia.

   El documento que este martes se ha cerrado es el resultado de más de un año de intensas negociaciones y de un trabajo de consenso en el que la Secretaría General del SES "no ha escatimado esfuerzos" para incorporar "buena parte" de las aportaciones y reivindicaciones planteadas por el conjunto de las organizaciones sindicales.

TRES VARIABLES Y 12 LÍNEAS DE ACTUACIÓN

   El Plan es una herramienta que permitirá abordar estrategias de mejora y de optimización de los recursos y que contempla las tres variables primordiales relacionadas con la gestión de las personas. En concreto, estas variables son el acceso de los profesionales sanitarios y no sanitarios a la organización, su gestión mientras están prestando servicios y, por último, la "salida definitiva" de ella.

   Sobre la base de la flexibilidad y la versatilidad, el Plan, tras un análisis detallado del escenario actual de los recursos humanos en el SES y de los avances conseguidos, establece doce líneas de actuación que inspirarán la aplicación y desarrollo del mismo durante sus cinco años de vigencia.

   Estas líneas responden a cuestiones sustanciales tales como la organización, la potenciación de los instrumentos de ordenación del personal, la homogenización de sus regímenes jurídicos, el empleo público, la carrera profesional, la formación de los profesionales, la jornada y otras líneas que sin duda contribuirán a reforzar los recursos de personal y facilitar su adaptación permanente a un entorno asistencial que se halla en continuo cambio.

   Con estas líneas de actuación se fija el modelo y se sientan las bases para desarrollar y aplicar pormenorizadamente, previa negociación en el marco de la Mesa Sectorial, los objetivos que se marcan en dichas líneas.

COMPROMISOS ALCANZADOS

   En la recta final de la negociación que ha concluido hoy se han alcanzado algunos compromisos importantes, entre los que destaca negociar un sistema alternativo de módulos de atención continuada que plasme el necesario equilibrio entre la prestación laboral complementaria y la contraprestación que en su caso corresponda.

   También se ha acordado negociar un régimen de exención del turno de noche para los profesionales con más de 55 años que trabajan en turnos de mañana, tarde y noche. Esta exención actualmente solo se aplica en Aragón, añade el Ejecutivo extremeño.

   Con ello se da "un paso de gran calado" para "paliar en lo posible" las condiciones de trabajo de los trabajadores que ya han alcanzado una determinada edad y que son "inherentes" a este sistema de trabajo a turnos.

MEDIDAS DE APLICACIÓN DIRECTA

   El Plan también incorpora en su último capítulo dos medidas que serán de aplicación directa, una de ellas relativa al procedimiento y condiciones para obtener la exención de guardias para mayores de 55 años, que además se hace extensiva a todos los profesionales que realizan jornada complementaria por encima de su jornada ordinaria, y no solamente al personal médico.

   "Naturalmente", esta concesión estará supeditada a las necesidades del servicio con arreglo a unos indicadores que se detallan en el propio Plan, ya que "por encima de todo se debe garantizar la atención sanitaria permanente a la población".

   La otra medida se refiere al procedimiento para la prolongación en el servicio activo tras superarse la edad de jubilación forzosa, en el momento actual fijada en 65 años y tres meses, de suerte que no cabrá sin más la prolongación como hasta ahora.

   Cumpliendo las condiciones requeridas por parte del profesional interesado, esta prolongación se llevará a cabo cuando quede acreditado que es necesaria su continuidad en el servicio activo en función de la situación de su unidad o servicio. Con ello se cumple con las previsiones fijadas en el Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies