El MAPA estudia redistribuir la cuota láctea y pactar con Francia para luchar contra el mercado negro de leche

Galicia Actual
Actualizado 03/06/2006 16:51:41 CET

Anuncia que "no se llevará a cabo un nuevo plan" que regule las condiciones de la leche pero dice que se adoptarán nuevas medidas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) anunció hoy en Santiago de Compostela que estudiará la redistribución de parte de las cuota láctea a las explotaciones más perjudicadas y que se reunirá con Francia para establecer un pacto que regule el mercado intracomunitario de leche con el objetivo de luchar contra la compra-venta de leche "en negro".

De este modo, se concederían las cuotas de leche por explotaciones y no por Comunidades Autónomas y esta circunstancia "beneficiaría a Galicia", según manifestó el secretario general del MAPA, Josep Puxeu, en una rueda de prensa celebrada en Santiago, tras la que se reunió con el sindicato gallego Unións Agrarias (UU.AA.).

En este sentido, puntualizó que Agricultura podría comprar entre un 20 y un 25 por ciento de las cuotas de leche que se abonen en España anualmente, y venderlas a los agricultores a casi la mitad del precio que se paga por ellas en el mercado, unos 25-30 céntimos de euros, con el objetivo de que puedan amortizar su precio en los próximos cuatro años.

Así, la comunidad gallega tendría la posibilidad de incrementar su cuota láctea, puesto que cuenta con más del 50 por ciento de las explotaciones, pese a que se sitúa por debajo de la media española en kilogramos de explotación, con unos 130.000 kilos de leche frente a los 180.000 kilos en todo el Estado.

BANCO DE CUOTAS

Además, Puxeu apuntó que el MAPA recogió la propuesta de UU.AA. para la constitución de un banco coordinado de cuotas para crear una reserva nacional, que gestione el 75 ó 80 por ciento de las cuotas, por la cual los ganaderos podrán acceder a la compra "de una manera transparente" y a nivel estatal", lo que en la actualidad "no es posible".

Por otro lado, el secretario general del MAPA indicó que otra de las lineas de actuación que presentarán en la reunión sectorial, que se celebrará el próximo día 12 de junio, se encuentra una negociación con el Estado francés para conseguir un pacto, similar al establecido en el ámbito hortícola y frutícola, por el que se regulen el mercado intracomunitario de leche.

Así, entre los objetivos de este acuerdo hispano-francés se recoge la persecución del mercado negro de la leche, que provoca una caída de los precios del producto y la "imposibilidad de los ganaderos gallegos" de competir con esta tarifas.

En este sentido, recordó que "está prohibida" la venta de un producto por debajo de los costes, y que ciertas superficies "utilizan la leche como reclamo" para la compra de otros productos, y esto "perjudica al sector".

"RECALENTAMIENTO"

Además, Puxeu indicó que se intervendrá en el mercado para evitar un sistema de libre compraventa y un nuevo "recalentamiento de los precios de la leche", ya que restan cuatro años para que finalice el periodo de aplicación de la anterior reforma; y una con nueva subida los ganaderos "no podrían hacer frente a esa situación".

Por su parte, el secretario xeral de UU.AA., Roberto García, subrayó las dificultades de que se mantenga el antiguo plan, pero apuntó que existen "ciertos puntos básicos" que, a su juicio, deben continuar.

Entre estos aspectos, destacó la importancia de que se mantengan los criterios socieconómicos, que tengan en cuenta al ganadero y no su ubicación geográfica, y que le otorguen el equilibrio definitivo al sector y la transparencia del mercado.

Asimismo, solicitó la creación de una Mesa de la Leche en el ámbito estatal, como la que existe en Galicia, con la presencia de industrias, organizaciones agrarias y la administración para poder negociar los precios de la leche.