El CES pide que se potencie uno de los tres aeropuertos gallegos como central de carga del noroeste peninsular

Galicia Actual
Actualizado 22/06/2007 16:12:11 CET

Apuesta por fortalecer el sistema portuario para situar a Galicia como cabecera de la futura autopista del mar

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consello Económico y Social (CES) considera "fundamental" potenciar uno de los tres aeropuertos gallegos como central de carga del noroeste peninsular, atendiendo a la localización de las principales empresas potencialmente demandantes de estos servicios.

Además, entiende que las políticas en este ámbito tienen que ir dirigidas a conseguir la "complementariedad" de Lavacolla, Peinador y Alvedro y exige las inversiones precisas para que los tres tengan "operatividad plena independientemente de las circunstancias climatológicas y el incremento de tráficos, tanto de pasajeros como de mercancías".

En su informe 'Reflexións sobre o sistema produtivo de Galicia. Diagnóstico e propostas de futuro', el CES también propone que se fortalezca su sistema portuario para situar a la comunidad como cabecera de la futura autopista del mar, dada su posición geoestratégica, situada ante las principales rutas marítimas.

Según expuso el presidente de este organismo, Pablo Egerique, las carencias de suelo industrial, "sobre todo en el Eje Atlántico", es otra de las preocupación que incluye este documento, que expresa la necesidad de promover actuaciones para satisfacer la actual demanda y también para atraer inversiones exteriores. Añade que estas actuaciones deberían ser planificadas y lograr una racionalización de la oferta de terrenos para las industrias.

PROTECCION DEL MONTE

Otro de los aspectos apuntados por Pablo Egerique se refiere a la necesidad de considerar la protección del monte "una política de Estado" con el objetivo de evitar que se repita la oleada de incendios forestales de agosto del año pasado.

El informe tampoco olvida otros aspectos como la conveniencia de mejorar la competitividad y la productividad de la economía gallega, de revertir la preocupante caída demográfica, con medidas para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral, y de contar con una red asistencia de calidad y al alcance de todo el territorio autonómico.

Egerique también apostó por aprovechar los fondos comunitarios para lograr "una convergencia activa de Galicia" en el horizonte de 2013, que se produzca "como consecuencia del crecimiento económico sostenible y no por la pérdida de población".

Tras haber crecido esta comunidad más que la media española en 2006 y encadenar seis trimestres seguidos con mejor comportamiento, el presidente del CES "no ve razones" por las cuales no pueda seguir con esta evolución positiva.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies