Touriño aclara que la fórmula 'nazón de Breogán' "no es inamovible" y ve "lógico" que a Quintana no le guste

Galicia Actual
Actualizado 31/07/2006 16:21:52 CET

Insiste en que "hay campo de acuerdo" en financiación y, aunque espera acercamientos en identidad, detecta que Feijóo "no se mueve"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aclaró hoy que la fórmula 'nazón de Breogán' que el PSdeG plantea incluir en el preámbulo del Estatuto "no es una propuesta cerrada ni inamovible" y consideró "lógico" que a su vicepresidente, el nacionalista Anxo Quintana, no le guste.

En una comparecencia ante los medios de comunicación en su residencia oficial de Monte Pío para hacer balance del año de Gobierno antes de comenzar sus vacaciones, Touriño se mostró "moderadamente satisfecho" por cómo se ha desarrollado hasta ahora la reforma y confirmó que, al inicio del próximo curso político, citará a los otros dos líderes para "impulsar y acelerar" la reforma en la segunda "y definitiva fase".

No obstante, admitió que, en el terreno identitario, "parece" que el líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, "no se mueve", pese a que la intención de los socios de Gobierno de reconocer el carácter nacional de Galicia "no ofrece ningún problema de constitucionalidad". "No conozco ningún jurista que diga que lo que proponemos en Galicia sea anticonstitucional", apostilló.

Además, aprovechó para denunciar que se le dé "una relevancia más allá" al hecho de que el vicepresidente reclame el reconocimiento de nación "sin apellidos", puesto que Anxo Quintana representa a una fuerza nacionalista, e insistió en que la propuesta del PSdeG está formulada para debatirse en la ponencia parlamentaria.

En este sentido, reivindicó que su partido "está poniendo sobre la mesa un texto articulado y un preámbulo" que "no es más que un avance" de lo pactado por él mismo y por líder del Bloque en el documento de bases para la reforma que firmaron el pasado 17 de junio. "Somos leales y trabajamos partiendo del acuerdo que tenemos, que pide que se reconozca el carácter nacional de Galicia", sentenció.

REFERENCIAS

Al respecto, declaró que el preámbulo planteado por el PSdeG recoge esa apuesta con una referencia al himno gallego y con la proclamación del carácter nacional, a partir de la cual caben "formulaciones muy diferentes" entre las que "habrá que encontrar alguna en esa dirección".

En consecuencia, subrayó también que no concibe la posibilidad de que en la reunión que mantuvieron el pasado sábado Feijóo y Quintana pactasen una "pinza" para arrinconar al PSdeG puesto que, según él, "las cosas están marchando razonablemente bien y no hay un especial nerviosismo". Así, subrayó que "la vida política es de diálogo, diferencia y confrontación" y proclamó que los socios de Gobierno "parten de un acuerdo desde la lealtad mutua".

En su opinión, tras las comparecencias en la comisión parlamentaria y el pleno monográfico ya se han dado "pasos significativos" y, por ello, dio por "cumplidos" los objetivos marcados. En consecuencia, confió en que se pueda satisfacer la "hoja de ruta" trazada al inicio del proceso, que prevé aprobar el nuevo texto antes de final de año. "Lo importante es lograr ese calendario de rematar en diciembre los trabajos por parte de Galicia", ratificó.

Para conseguirlo, valoró que la reforma no esté marcada por "grandes tensiones ni crispaciones" y aseguró que en cuestiones tan importantes como la financiación hay "bases para el acuerdo" como, a su juicio, se constató en la reunión del pasado sábado entre Anxo Quintana y Alberto Núñez Feijóo.

ENTREVISTA

El presidente destacó esta entrevista citó a "las dos posiciones que podían parecer más distantes para empezar a dialogar" y, después de que el portavoz del Bloque asumiese como "punto de partida" la inversión del Gobierno en Galicia propuesta por el PPdeG, proclamó su "convicción de que hay campo para el acuerdo".

Así, declaró que la previsión de 25.000 millones que calcula que los Presupuestos Generales del Estato (PGE) deben destinar a la comunidad en la próxima década es "curiosamente parecida" a la que demanda la oposición, que habla de 2.500 millones anuales en un lustro. "Tengo la impresión de que en el compromiso inversor en Galicia debe haber un acuerdo", insistió.

A mayores, aprovechó para ironizar con la advertencia lanzada por Feijóo el sábado contra la postura del PSdeG --"huid de los tibios"-- y declaró: "a mí me gusta todo tipo de aguas, calientes, frías y templadas... hay quien a eso le llama moderado". Además, recordó que el propio líder de la oposición había asegurado que en su reunión con Quintana no se acordaría del presidente y destacó que Feijóo "fue incapaz de cumplirlo". "Juro que no es mi preocupación lo que piense Núñez Feijóo", concluyó.